Autor: Peñalosa, J. J.. 
   Mesa redonda sobre el trasvase Tajo-Segura     
 
 El Alcázar.    17/11/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 19. 

Mesa redonda sobre el trasvase Tajo-Segura

En el coloquio se sugirió hacer una marcha en defensa de los intereses toledanos

Se puso de relieve que no se quieren enfrentamientos con otras regiones a causa del trasvase

Con absoluta clarividencia, exhaustiva documentación y una buena dosis de vehemencia, discurrió la

«mesa redonda», cara al público que, sobre la problemática del trasvase, se desarrolló durante más de tres

horas en el salón del palacio de Benacazón, de la capital toledana, que se encontraba abarrotado de

público, parte del cual tuvo que permanecer de pie en el patio.

Resulta imposible condensar en el espacio de que disponemos, todo lo que se expuso por los especialistas

en las diversas materias que se trataron y las intervenciones registradas en el coloquio.

Siete oradores

Inició el turno de intervenciones el señor Conde, quien hizo un planteamiento retrospectivo de los inicios

del proyecto del trasvase Tajo-Segura, manifestando que en aquellos momentos no se hizo caso alguno a

las oposiciones que se esgrimieron.

Por su parte, el señor Díaz-Marta comentó, sobre unas ilustraciones gráficas, en qué consiste todo el

trazado de las obras del trasvase.

La Ley de Compensaciones y cómo están en estos momentos las obras compensatorias de regadíos,

depuradoras y otras obras hidráulicas, fue el apartado al que se refirió el señor Payo.

Le tocó el turno después al señor Herrera, quien señaló los aspectos de la contaminación, hasta alcanzar la

gravedad que ahora presenta el Tajo hasta llegar a Toledo.

«Toledo cree tener derecho a un río limpio», manifestó en su intervención el señor Sánchez Candelas,

quien se ocupó del análisis ecológico.

El señor Alcaín hizo una serie de consideraciones en torno al aspecto agrícola del trasvase.

El séptimo orador, el señor De Mesa, analizó el tratamiento económico derivado del trasvase.

Las exposiciones de todos los oradores, dedicándose solamente a un tratamiento técnico de cada apartado,

venía a corroborar la intencionalidad de la entidad organizadora de esta mesa redonda, Focusa, que era,

según se nos había manifestado, el de informar y formar al público sobre los perjuicios ocasionados por el

trasvase.

encargándose de protestar por ello el señor Melguizo, perteneciente a la ORT (Organización

Revolucionaria del Trabajo), según manifestó públicamente, al intervenir en el coloquio. El mismo señor

Melguizo responsabilizó a los parlamentarios del PSOE y UCD (señores Diaz-Marta y Payo), de no haber

dado en el curso de las exposiciones una respuesta política al tema del trasvase, agregando: «Parece

mentira que no nos hayan dicho estos dos parlamentarios las consecuencias que va a tener el "pacto de la

Moncloa" en el asunto del trasvase. Por otro lado, no querernos que los parlamentarios nos lleven a

enfrentarnos con otras regiones. Esta es una cuestión ciudadana y no de partidos.» Terminó aludiendo a

unas declaraciones del señor Thomas de Carranza, aparecidas en un número extraordinario de EL

ALCÁZAR, en 1969, en las que decía que «el trasvase supondría un beneficio para Toledo»; así como

otras del alcalde, señor Vivar, en parecidos términos.

Añejas defensas

Otra importante intervención en el coloquio, fue la del señor Sánchez Zaragoza, teniente de alcalde del

Ayuntamiento de Toledo desde que se inició el proyecto del trasvase.

Como quiera que en el planteamiento que se hizo, no parecía sino que Toledo nunca había expuesto sus

inquietudes sobre el trasvase, el señor Sánchez Zaragoza exhumó determinados documentos por los que

demostraba que, desde hace unos diez años, se han venido exponiendo ante el Gobierno, por el

ayuntamiento de la Ciudad Imperial, todos los puntos tratados en la «mesa redonda», al igual que lo han

venido haciendo otras entidades toledanas, como la Cámara Oficial de Comercio e Industria.

Podemos añadir aquí, por sí alguien lo ignora, que, EL ALCÁZAR, desde ésta su última etapa, que data

desde hace más de nueve años, ha venido recogiendo en las páginas especiales dedicadas a Toledo y su

provincia, con meridiana puntualidad, todos los aconteceres que, sobre el trasvase, se han sucedido

durante todo este tiempo.

Con una libertad absoluta de acción, aquí se han denunciado en numerosas ocasiones las fases progresivas

de la contaminación del río Tajo; las masacres de peces registradas en varias ocasiones; los análisis

bioquímicos detectados por los técnicos, con la repercusión del grave peligro que llevan las aguas fecales

del Tajo para quienes se bañasen en ellas o consumiese los alimentos horto-frutícolas regados con ellas.

Aquí se ha clamado por la falta de atención en las compensaciones recogidas en la Ley correspondiente.

Igualmente, nos hicimos eco de todas las reuniones celebradas por la Organización Sindical, Cámaras de

Comercio y Agraria, Ayuntamiento, Diputación y otras entidades privadas, tendentes a la defensa

socioeconómica de los intereses toledanos, respecto al trasvase.

EL ALCÁZAR posee un amplio «dossier» (les remitimos a nuestra colección) que ha ido dando a

conocer a los lectores toledanos de la capital y la provincia, manteniéndoles informados de todo, en su

momento.

Alternativa de los toledanos

¿Qué alternativa tienen en estos momentos los toledanos? Esta es la pregunta en la que coincidieron otras

personas participantes en el coloquio, como los señores Molina, Agüero, García, Agulló y la señorita

Conde, algunos de los cuales sugirieron hacer una «marcha» para evitar que se consume el hecho de la

llegada de aguas al Levante español, procedentes del Tajo, si antes no se solucionan los problemas

toledanos.

Contestó el señor Payo que esto tendrá que resolverse a nivel nacional, porque todas las regiones

coadyuvaron económicamente a la realización de las obras del trasvase. Y agregó: «Como toledanos creo

que debemos dar testimonio del poco caso que se nos ha hecho. Tal vez debería hacerse una

manifestación con nuestras reivindicaciones.»

J. J. PEÑALOSA

Derivación politizada

Pero hubo una segunda fase en este acto en la que el asunto se politizó de tal manera que, cada uno de los

representantes políticos que allí se encontraban (había un parlamentario del PSOE y otro de UCD, así

como representaciones de casi todos los partidos políticos) arrimaba el ascua a la sardina de su

predilección.

Volvió a hacer uso de la palabra el señor Díaz-Marta, para manifestar que se habían escamoteado las

condiciones esenciales del proyecto con una mala información; que el Ayuntamiento toledano había

recibido presiones para que accediese al trasvase; calificó el trasvase como proyecto disparatado con un

cúmulo de errores de concepción y planteamiento, así como anacrónico y desfasado. También señaló: «Es

un gran problema el que se nos ha legado, pero algo se podrá hacer para remediarlo.» Más adelante lanzó

la siguiente frase: «A los toledanos nos consideran unos palurdos, que no tenemos fuerzas para

protestar»;, frase que no sentó muy bien en algunos sectores,

 

< Volver