Temas del día. 
 Dimisión y continuación en cargos     
 
 Ya.    01/06/1977.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Dimisión y cofffffiíracióft e/i cargos

I A dimisión del presidente de *•* las Cortes ha sido una decisión muy inteligentemente tomada

y en el momento oportuno. Pensar que el mandato legal de seis años iba a continuar rigiendo

después de elegidas las nuevas Cortes es estar fuera de la realidad. Por encima de los

términos que fijen las leyes vigentes, el 16 de fuñió habrá una sitúa c i ó n completamente

nueva. Lo que ha hecho el señor Fernández-Mirandá ha sido adelantarse a esa situación y

facilitarla, y por esta razón, repetimos, su decisión merece aplauso. Como él mismo ha

explicado, se trata de hacer ver que la reforma política va de veras y que se pretende cumplir la

ley que tá aprobó no sólo en su mecanismo normativo, en su letra, sino en su espíritu.

/">ON vista también a facilitar ^ ese futuro, aprovechamos la ocasión para reiterar nuestro

criterio sobre la actuación ante las elecciones del presidente del Gobierno. La posibilidad de

continuación del señor Suárez está en la viabilidad de una coalición que él pueda encabezar y

que posiblemente llegue a presentarse como fórmula adecuada para una transición sin

traumas; pero, desde luego, hay que pensar que es la solución qué él considera deseable,

pues de otra manera no habría aceptado que su nombre figurase entre los candidatos. Pues

bien, si es así, no entendemos su renuncia a la propaganda electoral. Debe "vender" su opción

política al país como lo hacen los demás candidatos y como lo hacen los jefes de Gobierno de

cualquier país democrático, o, en otro caso, el resultado .de su incorporación podría ser haber

dejado en inferioridad de condiciones a aquellos con quienes se presenta.

I A oposición a que actúe de esa manera no tiene sentido, se mire por donde se mire. ¿Puede

discutírsele la buena voluntad democratizadora después del largo camino recorrido en menos

de un año? ¿Son la justicia o el interés nacional los que verdaderamente inspiran esa oposición

o la simple conveniencia partidista? Equivocada, además, porque si la izquierda puede decir

contra Suárez lo que dice es gracias a él y quizá sería difícil que sin él pudiera seguir diciéndolo

en el futuro.

/"*ON esto no terciamos en la polémica electoral como si no hubiese otra opción que la del

presidente del Gobierno; decimos simplemente que es una opción importante, que tiene en

favor suyo muchos argumentas y que un escrúpulo de neutralidad mal entendido no debe

dejarla sin el que puede ser su principal valedor.

 

< Volver