Autor: Arancibia, Mercedes. 
 Elecciones Generales. La mujer en las elecciones (I), Muy poca participación. Valencia. 
 El Senado, cosa de hombres     
 
 Diario 16.    06/06/1977.  Página: 16-17. Páginas: 2. Párrafos: 8. 

Valencia

El Senado, cosa de hombres

Mercedes Arancibia

VALENCIA, 6 (Corresponsal D16), — Cuando la representante de Mujeres libres en el mitin de la CNT

en Valencia preguntó: "¿Cuántas compañeras se han quedado en casa para que vosotros podáis estar

aquí?", puso el dedo en la llaga.

En las elecciones, como en los mítines y como en todo, la inmeasa mayoría de las mujeres se han quedado

en msa mientras sois hombres tienen el tiempo repartido entre intervenciones públicas, apariciones en

televisión, pegadas de carteles y redacción de manifiestos de solidaridad y denuncia, que están a la orden

del día.

Senado masculino Lo fiel Senado está claro que es cosa de hombres: solamente una mujer figura entre las

doce candidaturas presentadas por Valencia. Se trata de María Isabel Pérez Miró, que figura en tercero y

último lugar en la candidatura de los Círculos José Antonio.

En cuasito al Congreso, de los 285 nombres que figuran en las listas valencianas, no llegan a cuarenta las

mujeres, y ninguna se encuentra encabezándolas candidaturas. Según algún comentarista, solamente la

concejal de Jardines y Ornato, Pepita Ahumada, que ocupa él número dos en las listas de Alianza Popular,

tiene posibilidad real de llegar a ocupar un escaño.

PSOE, san mujeres

Eei las listas del PSOE histórico y en la candidatura independiente no figura una sola, mujer; del resto,

solamente esi las del Partido Comunista, Alianza Popular, y la Agrupación Elee-^ toral de los

Trabajadores, se alcanza el máximo de cuatro mujeres por candidatura.

Sin embargo, en la campaña electoral, los partidos dé izquierdas están "utilizando" más a sus afiliadas que

los de derechas: no falca en ningún mitin o presentación una figura femenina (¿para poner la nota de

color?), aunque no haya cedido su nombre para la cadidatura.

Y todo esto a pesar de que, absolutamente en todos los programas, .se ha dedicado un espado amplio a

definir los derechos de -la mujer (como los de la juventud) y a insistir en la proclamación de usía igualdad

absoluto. Y a pesar de que, sobre todo los partidos y coaliciones que "esíán manejando pasta", una buena

parte de su propaganda en vallas y periódicos, la están haciendo .de cara al electorado femenino.

Seguramente, podría decir mucho en ese sesitido Vi-cent Ruiz Monrrabal (secretario general de 3a

Democracia Cristiana Valenciana) y los técnicos alemanes que le ha aconsejado la valla en la que aparece

su fotografía en tamaño colosal, y toda pasada de azules, que tanto recuerda a los anuncios de detergentes.

 

< Volver