Autor: Urbano, Pilar. 
   "Dobles parejas" y un profesor     
 
 ABC.    09/06/1977.  Página: 14. Páginas: 1. Párrafos: 15. 

JUEVES, 9 DE JUNIO DE 1977. PAG. 14

HILO DIRECTO

"DOBLES PAREJAS" Y UN PROFESOR

Yo no sé si «Fraga conviene»; (¡ojalá lo supiera!), pero sé que Fraga convoca. Y ayer nonhe lo constaté

una vez más: nuestra capacidad de «acogida» quedó desbordada hasta, lo inverosímil. Pese al reiterado

«Imposible, esta noche; no hay espacio material... Te invito a .cualquier otra velada», más de Quinientos

contertulios frustrados Quedaron en la calle de Serrano, sin fwder pasar.

LOS POLÍTICOS

El profesor Tierno no vino. En su lugar envió al «dos»: Raúl Morodo. Y aunque, según se dijo en el

coloquio, «no hay socialismos distintos», sí qué1 hay distintos socialistas. Raúl Morodo (P. S. P.) y

Alfonso Guerra (P. S. O. E.): un político que discrepa con elegancia y un exaltado que arremete contra

quien piensa «de otro color».

Agrio estuvo toda la noche el señor Guerra, haciéndole arrumacos a su apellido., Fraga, más moderado de

lo míe cabía esperar por su talante y su genio, a veces le escuchaba a lo Sirmé el Egipcio: «Como

zumbido de mosoas en mis .oídos, así es tu voz para mí, forastero.»

ES .candidato senador centrista Nemesio Fernández-Cuesta y ©1 profesor Ollero cuantas veces se

¡servían agua: ´bebían sorbos de «ten con ien».

EL PUBLICO, MUY PUBLICO

Numeroso, ya lo he dicho. Disciplinado («se ruega rio fumar»: cigarrillos aplastados al instante). Atento

(creo que la medida del silencio- no se da en decibe-lios; de eso debe entender Fernández.-C3d, a quien vi

apoyado en la barandilla del piso alto, escuchando, escuchando... Eiea-brá decir cómo se llama esa

medida de atención silenciosa,- concentrada por centímetro cúbico). Lo mejor del público es que... era

«muy público». Calidad de gente de calle. Gente de «urna», con sus indecisiones, sus preferencias, sus

«quisicosas» y sus «qüísidudas»..., pero se las guardaron bien entre pecho y corbata.

«Por los altos andamies» veo a Emilio Romero, «compañero del alma, «ompañér ro»; a Lopera, a

Mbildos, Juanjo Menéndez, / parroquiano de cada noche en ABC. Y una policromía inefable, que va de

Garicano Goñi a Luciana Wolff, de Mingóte a Marujita Díaz y a Hugh Thb-más, de Silvia, la fotógrafo-

«hippy» socialista, vestida ;de señor, al atildado Gabriel Elorrfaga.

HOMBRES-»SLOGANS»

¡Ah!, Fraga llegó tarde, muy tarde, y con sus incondicionales Argos, Bahón, Bebé Barroso, -Navasqués...

«¡Buenas noches, queridos ´amigos!» Venía de mitinear en Alcalá.

Ollero y Morodo habían compartido mesa de coloquios en el Club Convergencia, y mesa de cena rápida.

Llegaron juntos. La mujer de Morodo me dijo que su marido, como experiencia de «milibáñela legal a

todo tren», ha perdido Inquietud personal..; y ha ganado cansancio. Después de hablar con algunos

contendientes electorales empiezo a so^pedhar que si el día 14 s>erá oficialmente «jornada de reflexión»,

el 16 «se toará el silencio» y seis mil candidatos dormirán su derrota o su victoria.

Nuestros políticos están cansados, afónicos y ojerosos. Su capacidad de respuesta va mermando. Su

acometida es lenta. Repiten argumentos y frases de impacto. Son COMIÓ toombres~«slogans». Algunos

vencerán por convencidos. Otros... convencerán jadeantes y vencidos.

ALFONSO GUERRA, TERCIO DE VARAS

El socialista Guerra «salió» hincando la vara «en tó to alto». Dijo cosas ¡tremendas!: aue si tíos de hasta

añora no habían gobernado, sino mandado», que el «el referéndum fue un contrabando poM-tlco», que si

«éste o el otro se "pringaron" al ejercer el Poder»..., que si «Suárez ha tenido que declinar la asistencia a

esta tertulia para evitar ser "el centro"». Cuando en realidad sería «el blanco»... y lo de la unión del

Centro, «que ha fletado un autobús para conducir políticos de la Mon-cloa a la Carrera de San Jerónimo».

A mí no me impresionó gran cosa: dice lo mismito que Felipe González, y hasta con el mismo acento y

mala gana. Pero Felipe, que además de «jefe» es «más guapo», «tiene otra alegría...»

NADAR Y GUARDAR LA ROPA

Fraga es un tímido, que yo inuy bin José. Basta observarle,.., pero, además, m« lo dijo el otro día su

hermana, la psiquiatra. Y Fernández-Cuesta, un ponderado ponderado!, Raúl Morodo, tan profesor como

Tierno, Rero menos «venerable»; un socialista honrado de cueroo entero, con más futuro que el Rayo

Vallecano, recién ascendido. Ollero... Ollero es otra cosa. Me «¡cuerda, y sé por qué, a Pedro Rius en esa

astucia difícil de nadar por los franquismos autoritarios y guardar la ropa en las orillas democráticas. Pero

Ollero, que flompid una lanza (por la Monarquía Incuestionable, «la constatación del consenso popular a

la forma monárquica vigente ha empezado a darse hace... once meses, señores», se declaró, sin sofocos,,

«más Inclinado a la pareja socialista que & los señores de Alianza y Centro». ¿Ves?

¿LA CONTRA O EL JUEGO?

Y es que yo pregunté «a dobles parejas» si loe socialistas por su todo y tas A. P.-U. C. D. por el suyo «se

hacían la contra o se hacían el juego»... Y los socialistas me sijeron que «decir socialismo es decir una

misma cosa», y que a partir del día 15 pongamos las barbas a remojar, porque ellos se matrimonian «a tó

Parlamenta.

Fraga y´ Fernández-Cuesta «cblnctíHe-ron», también en esta ocasión, al decir que «en-política se hace

uno la contra y el juego», y: que «hacer política de centro no es aposte por -un determinado partido, Sino

por una política de posibilidad: hacer el juego de lo posible». ¡Está, claro!

Lo que no está nada claro es sí en las nuevas Cortes sus señorías «escribirán #>-bre un encerado anterior,

perq -vacío», o «les quitarán también el encerado». Partir de cero o haber echado los dientes: esa es la

cuestión.—Pilar URBANO.

 

< Volver