La batalla del aborto.Asociaciones, partidos, la Iglesia y médicos siguen polemizando. 
 Fraga: Antes de apoyar el aborto deberían verlo en fotografías     
 
 Diario 16.    28/01/1983.  Páginas: 2. Párrafos: 12. 

Asociaciones, partidos, la Iglesia y médicos siguen polemizando

Fraga: «Antes de apoyar el aborto deberían verlo en fotografías»

Madrid — «Pido a cada español que antes de apoyar el aborto pida unas fotografías, que son fáciles de

conseguir, en cualquier libro o folleto, de lo que es realmente-el aborto», declaró ayer él presidente de

Alianza Popular, Manuel Fraga Iribarne.

La polémica en torno a la despenalización del aborto continuó ayer con posturas encontradas de diversos

sectores sociales en su contra o a favor. Asociaciones contra el aborto, médicos, representantes de la

jerarquía eclesiástica y partidos políticos dieron a conocer duros comunicados en el que condenan

rotundamente el. proyecto que el Gobierno socialista intenta llevar adelante.

Por el contrario, otros partidos, movimientos feministas y asociaciones consideran insuficiente la sola

despenalización del aborto y abogan para que se adopten medidas que restrinjan menos el derecho a

abortar.

Manuel Fraga, líder de la oposición, declaró ayer por , Radio Nacional, dirigiéndose a las personas

favorables a la despenalización: «Que vea los restos de un aborto, que vea pequeñas manos, que vea

trozos de cara, que vea lo que son los restos de un ser humano destrozado. Los que crean que eso se puede

hacer, que lo digan, pero que no digan que se marean si les explicamos estas cosas que son la verdad.»

La vida humana

En términos similares se manifestaron ayer instituciones médicas como la Real Academia de Medicina

y Cirugía de Valencia, quien señala en un comunicado que «la vida humana comienza en la concepción y

termina con su extinción en el momento de la muerte. En razón de la dignidad de esta vida humana, es

misión del médico su defensa en toda circunstancia».

Los catorce médicos que integran el servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Central de la Cruz

Roja en Madrid opinan que «el aborto terapéutico es, por definición, la eliminación del embrión o el feto

por motivos clínicos. Estos pueden ser debidos al propio fruto de la gestación o a la patología de la

madre. La medicina ha superado hoy día estos procesos».

El doctor José María Massons, presidente de Médicos Cristianos, declaró que, si se aplica el proyecto

gubernamental, «no se podrían realizar más allá de media docena de abortos al año, pero lo que se

pretende no es esto».

Por su parte, dos representantes de la Iglesia española, el pro-vicario del Arzobispado de Madrid-Alcalá,

padre José María Martín Patino, y el presidente de la Comisión Episcopal para los medios de

comunicación social, monseñor Antonio. Montero, calificaron la despenalización del aborto como

«piedra de discordia en la convivencia nacional». Las asociaciones de distintas provincias españolas que

tienen como objetivo su oposición al aborto han iniciado fuertes campañas contra el proyecto del

Gobierno. Las Asociaciones pro respeto a la vida humana, de Barcelona y Alicante; Acción Familiar, de

la Ciudad Condal; la Asociación Valenciana de Familias Numerosas, y en Madrid, la Federación

Nacional de Amas de Casa, la coordinadora de Primer Derecho y la Asociación Nacional de Centros de

Educación Especial se han pronunciado con duras condenas contra todo lo que sea interrumpir el

embarazo.

A favor del aborto

A favor del aborto se han alzado las voces del Movimiento Feminista de Madrid, que critican incluso el

proyecto de despenalización del aborto por considerarlo «enormemente restrictivo». Piden que

desaparezca del articulado del Código Penal toda referencia al aborto como delito y que solamente se

mantenga y sean penalizados los casos en los que se obliga a abortar a una mujer contra su voluntad.

Euskadiko Ezkerra criticó ayer también la «timidez de la reforma planteada por el Gabinete socialista y

anunció su decisión de plantear en las Cortes el derecho al aborto con la única limitación del plazo de

tiempo del embarazo».

La Comisión de Barcelona por el Derecho al Aborto afirmó en un comunicado que, «con la reforma

propuesta, una gran parte de mujeres se verán obligadas a seguir abortando en condiciones

infrahumanas».

 

< Volver