A pesar de la intensa lluvia. 
 Doscientas míl personas acudieron a la fiesta del P.C.E.     
 
 Informaciones.    13/06/1977.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

A PESAR DE LA INTEMSA LLUVIA DOSCIENTAS MIL PERSONAS ACUDIERON A LA FIESTA

DEL P.C.E.

MADRID, 13 (INFORMACIONES).

A pesar del intenso y continuo aguacero que caía desde las primeras horas de la mañana, unas doscientas

mil perdonas se movilizaron vara acceder al recinto en el que el P. C. E. había organizado ayer su fiesta

central electoral. Desde las siete de la mañana hasta las siete de la tarde, el inmenso gentío congregado en

una explanada de cerca de 40 hectáreas, adornada con banderas rojas, andaluzas, ikurriñas, catalanas,

gallegas, así como de varios países latinoamericanos, permaneció a pie jirme, aprovechando los

escasísimos momentos despejados para .almorzar y adquirir objetos y propaganda del P. C. E.

Unas cincuenta casetas de venta y otras tantas de las diversas agrupaciones del Partido Comunista, así

como numerosos puestos de servicio de comidas —centenares de kilos de sardinas y miles de chuletas—

se habían dispuesto para abastecer al público asistente. Una enorme carpa plastif ieada, situada en el

centro del campo, sirvió de refugio siquiera a una mínima parte del público. Miles y miles de personas

permanecieron al aire libre, esperando la llegada a la fiesta de Dolores Ibárruri y Santiago Carrillo,

anunciada el día anterior; finalmente, sobre las cinco de la tarde, el secretario general del P.C.E. aterrizó

en un helicóptero para hablar al público desde una gran tribuna situada en el centro del campo.

Miles de automóviles formaban interminables caravanas en la carretera de La Corana y en la desviación

de Colmenar, siendo muchos los asistentes a la fiesta del P.C.E. que se vieron obligados a caminar varios

kilómetros hasta llegar al lugar de la concentración. Desde la estación del Norte varios trenes especiales

habían transportado también a miles de personas hasta Torrelodones.

CARRILLO, OPTIMISTA

La llegada al recinto de Santiago Carrillo se produjo en uno de los momentos de más fuerte lluvia, pese a

lo cual los miles de personas reunidas ante la tribuna central permanecieron aplaudiendo y lanzando gritos

en su mayoría alusivos a Fraga Iribarne y Alianza Popular. Carrillo, utilizando primero un megáfono y

después el sistema de altavoces, se dirigió a los reunidos con frases de vivo elogio y agradecimiento por

su perseverancia y espíritu de lucha; el secretario general del P.C.E. se mostró optimista respecto a los

resultados electorales de su partido, asegurando que, en el Parlamento, constituirá una poderosa minoría.

Simón Sán-chez Montero afirmó que el P.C.E. había cometido «una hermosa equivocación», al no

calcular y valorar la perseverancia de sus militantes. Marcelino Camacho intervino para reivindicar el

protagonismo de Comisiones Obreras en la lucha de los trabajadores y para afirmar que «el Partido Co-m

u n i s t a hará por la clase obrera lo mismo que ha hecho en el exilio, en las cárceles y en la

clandestinidad». Carrillo explicó en su . intervención que la decisión del P.C.E. de no transportar en

helicóptero a Dolores Ibárruri se debió al deseo de no poner en peligro «una vida que es preciosa para

nosotros, y que debemos conservar cuanto nos sea posible».

De las actuaciones programadas, sólo podría efectuarse la de Manuel Gerena y la de «El Zorro». La

aparición del ex actor infantil Pablito Calvo, que levantaría el puño con un inesperado grito de «¡Arriba

España!», provocaría el entusiasmo y el desconcierto simultáneo de los asistentes. Al finalizar el acto,

todos los actores y artistas cantaron con Santiago Carrillo «La Internacional», entonada también por el

publicó.

9 El Secretariado para la Emigración del Partido Comunista de España ha enviado al presidente del

Gobierno un escrito en el que denuncia las irregularidades de que —a su juicio— han sido víctimas los

emigrantes españoles en las elecciones, y que privarán de voto a la mayor parte de los trabajadores

españoles en Europa.

Afirma el P.C.E. que las dificultades técnicas ale g a d a s por el Gobierno —tales como tiempo y

garantías legales— no tienen en cuenta que todo emigrante debe desplazarse obligatoriamente al

Consulado para autentificar su solicitud; no se ha atendido la solicitud del P.C.E. de que sirviera la simple

solicitud para la inscripción en el censo, y afirma también que la inscripción en los Consulados no fue

facilitada, ni en tiempo ri en forma, por los servicios consulares.

• «La victoria del franquismo supuso la emigración y, a veces, la muerte de lo mejor, y muchas veces más

representativo, de la intelectualidad española», dijo Santiago Carrillo en el mitin que el Comité de Arte y

Cultura del P.C.E. celebró el pasado sábado.

 

< Volver