Autor: Saiz, José Ramón. 
 Los secretos del presidente Suárez, aun sin desvelar. 
 Posible: una amplia coalición de centro que superase en fuerza a todos los demás grupos     
 
 Pueblo.    28/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

LOS SECRETOS DEL PRESIDENTE SUAREZ, AUN SIN DESVELAR

Posible: Una amplia coalición de centro que superase en fuerza a todos los demás grupos

MADRID, 28(PUEBLO, por José Ramón SAIZ.)—Tras la marejada entre socialistas renovados y

Gobierno, un aluvión de especulaciones se ha puesto en marcha acerca de las intenciones del presidente

Suárez de crear un gran partído institucional, dispuesto a conseguir una mayoría sustanciosa en el

Congreso de Diputados. En realidad, todo son suposiciones y serán rumores hasta que el propio

presidente decida en su momento oportuno clarificar su posible integración en un bloque político

concreto. No obstante, la operación de amplio alcance que pudiera estar en marcha y que abarcaría desde

los límites con Alianza Popular hasta los de la izquierda marxista es sólo una simple hipótesis. Es cierto

que el Centro Democrático, según las primeras encuestas y sondeos de opinión, es insuficiente para

presentar batalla a Alianza Popular, como tan cierto es que cualquier presencia ante ías urnas de

democristianos, liberales y socialdemócratas por separado sería un fracaso. Es por esta razón —

posiblemente— por lo que en las últimas horas se ha podido replantear una nueva situación cara a las

inminentes elecciones y se esté esbozando por los hombres del presidente y distintas fuerzas políticas una

amplia coalición electoral que tendría como inicial objetivo recuperar al centro-izquierda oAlianza

Socialista (no marxista), con la que enlazaría, sin muchos problemas, las distintas opciones,

socialdemócratas que se mueven por el país. Otro de los objetivos, aunque éste no muy esperanzador por

la tenacidad de Gil-Robles, seria recuperar también el Equipo de la Democracia Cristiana, muy

desdibujado y. sin planteamientos muy concretos desde la celebración de ía «cumbre» europea de la D.C.,

hace varias semanas.

IMPOSIBLE UN FRENTE POPULAR.

Estas son las previsiones que se comentan en los círculos políticos madrileños una vez confirmada la

potenciación socialdemócrata en detrimento de los socialistas de . González, que abre más campo político

a la Alianza Socialista, al provocar un nuevo corrimiento de las . fuerzas del P, S. O. E. (r) más hacia la

izquierda. En cuanto a posibles reacciones suscitadas en e! Centro Democrático, por el momento no se ha

reflejado ninguna, pero es posible que la nueva situación fuera estudiada en su reunión del sábado. Es

evidente que en los partidos de la ´opción centrista hay un deseo, y es más, una necesidad de ámplíar su

composición, y .asentar su consolidación en fecha breve, con el fin de promover la campaña electoral.

Tampoco se conocen reacciones de Alianza Popular, que dentro de unos días celebra su primer congreso.

En la izquierda, grupos ciertamente r a d i calizados han expresado su disconformidad con la posible

formación de ese gran partido (liberales, democristianos y socialdemócratas), contestando que en caso de

confirmación, habrá una respuesta conjunta de ia izquierda marxista en forma cte un Frente Popuar. Sin

embargo, fuentes moderadas de esta izquierda han señalado que ase Frente Popular es un imposible, ya

que incluso encontraría una reacción negativa en el electorado por las implicaciones pasadas que evoca..

El propio Felipe González ha descartado "la fórmula «frente-populista» en una conferencia celebrada en

Galicia, ya que, hoy por hoy, parece casi´imposible un pacto electoral entre socialistas y comunistas,

cuando no hace mucho el presidente de la Internacional Socialista, señor Willy Brandt (con gran

influencia en el P. S. O. E.), levantaba su señal de alerta contra él eurocomunismo.

? LA OPCIÓN DEL GOBIERNO.

En las esferas oficiales, que siguen con atención las noticias sobre ia formación de ese gran partido, el

enfoque de la situación se ve de forma distinta, . pero paralela. Se ´viene a decir que es posible una

estrecha colaboración electoral entre las familias liberales, democristianas y socialdemócratas y que ante

esa nueva situación el presidente puede manifestar sus preferencias políticas y manifestarlas

públicamente, ya que en toda democracia el presidente ha de ser un hombre de partido. Pero, en

consecuencia, ¿cuál es el partido del presidente? Esta es la incógnita principal, ya que Suárez no ha

desvelado sus secretos, y si lo ha hecho, ha sido a´ su reducido circulo de colaboradores de Moncloa,

Igual ocurre con el camino qtie seguirá el Gobierno. Lo normal será que se integre en la misma opción

que su presidente, aunque en distintos partidos. Por ejemplo, Martín Villa, de pasado «seuista», ha

mostrado en varias ocasiones sus preferencias socialdemócratas y hasta hace unos días se hablaba de una

posible integración de varios miembros del Grupo Parlamentario (compuesto por más de treinta

procuradores de distinta ideología, pero. políticamente muy cercanos entre siT en el bloque

socialdemócrata de Fernández-Ordóñez. , Después está el caso del vicepresidente Osorio, con

vinculaciones en la democracia cristiana, principalmente con la que está integrada en el Centro

Democrático, y la participación igualmente de ministros cércanos al Partido Popular.

 

< Volver