Autor: VARELA. 
 La bolanza. 
 Pactos y alianzas     
 
 El Alcázar.    21/03/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Esta semana va a ser sin duda la semana de los pactos y las alianzas. Atención, pues, a los democristianos

semi-homologados, es,,´decir, a los tácitos, udes y álvarez-mirandistas, porque su unión está consumada,

aunque no se haya publicado. Y, atención también a los democristianos homologados, a los del "Equipo",

porque ahí ya se vislumbra ejemplarmente quién será el vencedor: Joaquín Ruíz Jiménez. El país tiene

servida, pues, una de centro, calentita y sin fisuras. Queda en el horno una de socialismo independiente

con los "rodolfístas" a la cabeza para cubrir el flaco izquierda, cuya alianza está a punto de llegar hasta el

histórico PSOE dé Murillo. En estos últimos días —sino mienten mis fuentes de información— se han

estrechado lazos y, salvo pequeñas diferencias, todo hace presumir que la alianza: socialista democrática

—Cantarero, García López y Murillo—- será la marca dé credibilidad izquierdistas que homologue a la

Federación Social Independiente. El pasado jueves la negociación iba viento en popa. El viernes hubo

algún que otro roce, "aunque salvo dos o tres personas todos estaban de acuerdo en lo fundamental". "La

izquierda nacional" todavía está en el telar, pero atención, que el telar es con lanzadera y pronto dará a luz

el paño. Un paño que, con o sin Murillo, va a servir para limpiar muchos votos. ¿Como esta operación, la

izquierda, izquierda? Pues claro que sí. Pero todos los líderes consultados coinciden en una cosa: "a

nosotros no nos perjudica". Perjudica a Alianza Popular. En esta primera etapa, la izquierda, izquierda,

Felipe, Tierno, Carrillo—no tienen un interés desmedido en las elecciones, saben que no van a ganar y

sólo aspiran a obtener una representación digna.

ALIANZA POPULAR CON UN LUNAR

Y que´ dice Alianza Popular de la operación. Pues públicamente nada. Por lo menos de momento. La más

fuerte y unida opción política que tiene en estos momentos el electorado español también sufre los envites

del poder. Alianza Popular, como los socialistas de Felipe, son el bocado más amargo, más ingrato y, más

duro que tiene el Gobierno en estos momentos. Por eso no le va a ser fácil a nadie desestabilizarla a pesar

de algunos esfuerzos y alguna sutileza. Pérez Escolar, según algunas fuentes, pudiera ser la manzana de la

discordia. Pero le falta altura a Pérez Escolar para este envite, aunque el pasado viernes, un portavoz de

A.P. según la agencia Europa-Press, haya querido llevar la incertidumbre a los electores de esta opción

que desde hace quince días, según todos los indicios, cierran filas como un solo hombre. La incertidumbre

está al parecer en una cosa tan clara como el Partido Comunista. Es seguro que dentro de Alianza Popular

existen muchas personas que les tiene sin cuidado que el P.C. juegue o no juegue en las próximas

elecciones. Pero está claro también que a nivel de líderes, en Alianza Popular no son partidarios de este

juego. Los líderes son Fraga, Gonzalo Fernández de la Mora, Martínez Esteruelas, Licinio, Silva, Thomas

de Carranza y dejaron muy claro el asunto: "no somos partidarios de la legalización del P.C.E. pero

aceptaremos la decisión del Supremo". Así que por mucho que se esfuerce Pérez Escolar en llevar la

incertidumbre al seno de esta opción, o que un portavoz de A.P., ¡vaya servicio! quiera comparar la

opinión del señor Pérez Escolar con la de los líderes, como por ejemplo, la de Gonzalo Fernández de la

Mora, en un tema tan poco controvertido como es el asunto del P.C.E. no puede producir más que risa.

Aunque a lo mejor no buscaba más que "carnaza" pues se sabe bien que el Gobierno tiene más interés que

nadie en abrir una brecha en el seno de A.P. Y aquí y ahora, desde el poder todo es posible.

VÁRELA

EL ALCÁZAR

 

< Volver