Listas comunes en algunas provincias. 
 Acuerdo parcial entre el Centro Democrático y los demócrata cristianos     
 
 Informaciones.    20/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

LISTAS COMUNAS EN ALGUNAS PROVINCIAS

Acuerdo parcial entre el Centro Democrático y los demócrata-cristianos

MADRID, 20 (INFORMACIONES).

EL Centro Democrático (C. D.) y la Federación Demócrata Cristiana (F. D. C.) solamente llegaron ayer a

un acuerdo para formar una coalición electoral de centro a escala provincial. Las conversaciones que se

han venido manteniendo sobre este yunto pueden considerarse cerradas y ha quedado abierta, sin

embargo, la posibilidad para llegar G una «entente» en algunas circunscripciones electorales. Tales

extremos se desprenden de la reunión de ayer, por otra -parte ratificados ef. un comunicado del Centro

Democrático que fue facilitado por el Partido Popular,

CRITICAS A LA «INTRANSIGENCIA» DEL SECTOR DE GIL-ROBLES

EL encuentro tuvo lugar en la sede del Partido Social Demócrata y se desarrolló en dos sesiones, a lo

largo de siete horas. Asistieron don Joaquín Ruiz-Giménez y don José Maria. Gil-Robles por la

Federación Demócrata Cristiana y don Joaquín Satrústegui, por la Alianza Liberal. Representando a

Centro Democrático asistieron don Joaquín Garrigues, don Ignacio Camuñas, don Francisco Fernández

Ordóñez, don Rafael Arias Salgado, don Enrico de la Peña, don Femando Alvarez de Miranda, don Pío

Cabanillas, doa José Luis Alvarez y don Juan García de Madariaga. Ni el señor Ruiz-Giménez ni él señor

Cabaníllas particlparom en ta sesión de la tarde.

ACUERDOS EN CIRCUNSCRIPCIONES CONCRETAS

Según pudo saber INFORMACIONES, una bueña parte de la sesión de la mañana es-tuvo dedicada a la

discusión del planteamiento de F.D.C. de que el Partido Popular debería desaparecer, como tal, de la

actual coalición centrista. En este sentido, la re-unión ,aí parecer, se hizo especialmente dura. Por la tarde

—es vista de que tales planteamientos no conducían más que a. crerar nuevos obstáculos y

enfrentamientos—, ta discusión tornó un carácter tnás realista y pragmático para, examinar la realidad

concreta de las candidaturas en cada una de ías circunscripciones electorales respectivas, Fueron, al

parecer, examinadas las listas de candidatos de dos tercios Sé los distritos electorales para tratar de ver en

cuentas provincias podría llegarse a un acuerdo conjunto. Según declaraciones del señor Gil-Robles, hijo

—secretario general de la Federación Demócrata Cristiana—, la «entente" Centro Democrático-

Democracia Cristiana se puede producir en «bastantes provincias», mientras que —por lo que ha podido

saber INFORMACIONES- en el mejor de los casos, dé las cincuenta circunscripciones electorales

existentes, podría llegarse al acuerdo: «en menos de; la mitad». -Las opciones, entonces, serian

candidatos conjuntos en determinadas provincias; posible retirada del Equipo Demócrata Cristiano en

otras, en beneficio de Centro Democrático; retirada, asimismo, de Centro Democrático en otros distritos a

favor dé la Democracia Cristiana (podría ser el caso de Aragón y la Rioja); listas concurrentes y

competitivas en otras circunscripciones. En cualquier caso, las discusiones y reuniones seguirán, aunque

ya con premura de tiempo, para terminar de perfil-ar los acuerdos y estrategias en tollas y cada una de las

50 circunscripciones electorales. En-íretanto, se ha enea rgado un estudio jurídico más profundo acerca de

las posibilidades, que otorga la ley Electoral, por lo que se refiere a §s1ios acuerdos pro vinciales En ese

sentido, se puede decir que todavía no hay decisión firme entre los grupos implicados para llegar al tipo

de cooperación enmielada. Es de destacar el malestar creído en la reunión por la actitud dura y en muchos

casos intransigente de los líderes de la antigua Federación Popular Democrática, encabezada por el señor

Gil-Robles y´ Gil-Delgado¡frente a ellos, los de Izquierda Democrática, encabezados por eí señor Ruiz-

Giménez, resultaron mucho más conciliadores. A numerosos líderes de Centro Democrático molestó la

actitud del señor Gil-Robles, hijo, que calificaron de poco política.

PRESIÓN SOBRE EL PARTIDO POPULAR

Por lo que toca al Partido Popular, parece que —orilladas los planteamientos ideológicos— la exigencia

de D.C. dé disolución del P.P. ha sido superada, a fin de evitar continiuos enfrentamientos. Don José Luis

Alvaro —pri-mer secretario general del P.P.— comentó a lo& informadores qtte «e> Partido Popular está

cada día mejor», y descartó toda posibilidad de que este partido se disuelva. Tal declaración quedó

confirmada posteriormente por un comunicado del P.P. fiue rechaza tales pretensiones y en el que

también se dice que el resto de ios partidos que forman el Centro Democrático coinciden en la misma

postura. Tal comunicado parece Eruto de la «presión» a qtae £ue sometido en ¡a reunión de ayer el

Partido Popular. Finalmente, para ftc.y está prevista una reunión de los partidos del Centro Democrático,

a fin dé proseguir el estudio de la estrategia electoral como consecuencia de los .primeros acuerdos de

ayer.

CENTRO DEMOCRÁTICO: EN CONDICIONES DE PBE- SENTARSÉ POR LOS 50 DISTRITOS´

A última hora de la nodoe; de ayer se hizo público un comunicado de Centro Democrático —facilitado

por él Partido Popular— sobre la reunión de ayer En él s« hace referencia a. las adhesiones a la alianza

centrista de U.S.D.E. y al Partido Progresista Liberal. «Como consecuencia de estaf adhesiones —se

dice-, el Centro Democrático agrrupa ya, a is totalidad de las tuerzas libera-íes, socialdemócratas y

demócrata-cristianas que operan a nivel nacional, con la sola excepción «te los integrantes del equipo de

la Democracia Cristiana"í

 

< Volver