Autor: Urbano, Pilar. 
   El aborto de las estrellas     
 
 Diario 16.    22/02/1983.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

(Lo que dicen los demás)

El aborto de las estrellas

Con una sutil metáfora de estrellas y asteroides, la columnista Pilar Urbano aboga, nada menos, por la

posibilidad de que el Rey se niegue a sancionar la ley del aborto cuando se presente a su firma tras ser

aprobada por las Cortes Generales de España.

«Una tarde, el primer ministro colocó sobre la mesa del monarca un papel para su firma. Era una ley. Se

trataba de economizar energía luminosa ordenando que las estrellas circundantes, subditas del pequeño

astro, restringiesen alumbramientos de luceros. "Economicemos para el día de mañana. Nadie se

perjudicará hoy con la restricción de unos luceros que, al fin • y al cabo, son hipótesis de futuro... Las

estrellas actuales seguirán brillando como-brillan hoy... ", dijo el primer ministro. Pero el rey, después de

cavilar unos instantes, repuso: "Las estrellas envejecen, señor ministro. Y si no generan luceros nuevos,

dentro de unos años, este asteroide vivirá a oscuras. Seremos, en el espacio sideral, una fosa apagada, fría

y caótica."

"Pero, majestad, ¡tendremos una rica despensa de energía-estelar!" "¿Y qué? Si las estrellas mueren sin

alumbrar planteles de luceros, ¿dónde pensáis prender toda esa fuerza acumulada?" (...)

Y así fue que aquella tarde, ante el perplejo alto funcionario del asteroide, el rey volvió al tintero la pluma

carmesí y usó, el poder supremo de «no hacer que una ley fuese ley». ¿Acaso no entraba en sus derechos?

Pasaron muchos años. El primer ministro dejó de serlo. El rey murió: Y hubo otro rey. Y, otros

ministros... Pero las estrellas siguieron alumbrando, en el espacio, luceros y luceros.» (Pilar Urbano, en

«ABC».)

 

< Volver