Autor: Navarro, Julia. 
 Un tema polémico en la calle. 
 Los curas candidatos a las cortes     
 
 Pueblo.    30/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 22. 

Un tema polémico en la calle

LOS CURAS CANDIDATOS A LAS CORTES

* EPISCOPADO: «Los sacerdotes y religiosos no deben asumir funciones de militanciá activa»

* PADRE GAMO: «En la medida en que no se conflictívicen las cosas y no se implique a la Iglesia como

tal, nos deben dejar hacer uso legítimo de la libertad cristiana»

MADRID. (PUEBLO, por Julia NAVARRO)

DE la noche a la mañana, varias .candidaturas de sacerdotes a las futuras Cortes han saltado a la palestra.

Precisamente han sido dadas a conocer a las pocas fechas de que la Comisión Permanente de la

Conferencia Episcopal considerara «que tanto.los obispos como los sacerdotes y religiosos no deben

asumir funciones de militanciá activa y de liderazgo en los partidos políticos. Si en circunstancias

concretas y excepcionales el bien de la comunidad exigiera tales compromisos, se ha de obtener e!

consentimiento del obispo, consultado el Consejo Presbiteral o la Conferencia Episcopal». Pues bien:

pese a tal pru-dente manifestación del Episcopado, cuatro sacerdotes hicieron públicas días pasados sus

candidaturas de cara a las Cortes como militantes de sendos partidos. En Galicia Ramón Valcárcel Vega,

Francisco Carballo y Leopoldo López lo han hecho dentro del Bloque Electoral Nacional Popular,

integrado por Unión do Povo Galego y Asamblea Nacional Popular Gallega. Fechas . después anunciaba

su candidatura otro sacerdote, párroco´ en Madrid, conocido sobradamente desde hace tiempo por su

lucha dentro del movimiento obrero y uno de los primeros curas que se integraron en el ambiente obrero

corrió trabajador: el padre Gamo,-rector hasta fecha reciente de la parroquia Nuestra Señora de la

Montaña, de Moratalaz. Sabida la opinión de ia jerarquía eclesial, PUEBLO ha . querido ofrecer a sus

lectores el criterio .de uno de estos curas militante de partido. JULIA NAVARRO entrevistó para ello al

padre Gamo. Lo hizo durante su trabajo en la Clínica de la Concepción, donde desempeña la labor de

camillero. El padre Gamo nos dijo:

—Mi planteamiento es amistoso. Adelantándome a cualquier otra noticia qu& le llegara al cardenal, le fui

a ver y le puse la parroquia a su disposición. Además, yo lo de pedir permiso lo veo desde otra óptica; yo

no me muevo en ese mundo de superiores y jerarquías. En cuanto a la neutralidad de la Iglesia en política,

creo que >no es posible, y que la Iglesia no ha sido neutral en todos estos años pasados. Creo que en la

medida en que no se conflictivicen las cosas y en la medida en que no se implique a la Iglesia como tal,

nos deben dejar hacer uso legítimo de la libertad cristiana. Yo me siento un trabajador más, que lleva

muchos años viviendo de sus manos.

—Si sale elegido como diputado, ¿qué opción considera prioritaria a realizar por el futuro Parlamento?

—Mira, lo que yo voy á defender es la alternativa global de la O. R. T., y lo más importante en esa alter-

nativa hoy es defender las libertades que- este pueblo todavía no disfruta. Sobre esta base de libertad se

podrán dar alternativas unitarias y de clase.

—¿Por ´qué ha tomado la decisión?

—La decisión ha sido del partido. Nuestro centralismo es democrático, de abajo arriba y de arriba abafo.

La dirección d«l partido tomó la decisión, me la comunicaron y yo decidí aceptarla.

—La O. R. T. tiene su origen en organizaciones crís-ti-anas, ¿significa que la O. R. T. representa hoy lo

que se llama la «nueva Iglesia»?

—No tiene nada que ver una cosa con otra. Los cristianos pueden estar en todos los sitios. La"O.R.T." no

es la versión política de la Iglesia del pueblo la O. R. T. no está llena de cristianos, eso es una imagen

falsa. O. R, T, es uno de los muchos partidos donde hay un número elevado de cristianos, lo que no

significa que tenga una confesíonalidad subterránea. Es un partido aconfesionai, como marxis-ta que es.

—¿Cuál es su opinión sobre ía Democracia •Cristiana que sí confiesa su opción religiosa?

—Opino lo que cualquier español con memoria, que se trata de una herencia histórica cuyo protagonismo

en la Historia de España no podemos olvidar, lo tenemos atrás. Gil-Robles fue el inventor político de

Franco. Por tanto, sus orígenes están claros, aunque es cierto que los hombres de hoy no pueden ser

responsables de un pasado político. La Democracia Cristiana está situada a la derecha con más o menos

progresismos. Su eonfe-sionalidad es una hipoteca. La Democracia Cristiana es algo anacrónico en el

momento actual, para mi no representa una opción política válida.

—Cree que el sacerdote debe participar en la vida política, en la vida pública abiertamente como usted,

que eso es lo que quiere el pueblo?

—Jesús de Nazaret se situó en la calle, en medio del pueblo israelí, no en el altar, ni en el templo, tos

servicios al pueblo no pueden quedar sacralizados. Con esto le respondo,

—Si fuera necesario coger un fusil, ¿lo haría?

—Si debo defender al pueblo tendré que tomar todas las actitudes, aunque lo de coger el fusil para mí

´fuera algo inédito y a´lo que soy alérgico, pero las alergias se curan, sobre todo, si es el pueblo agredido.

«Los obispos d« Galicia, por su parte, no han autorizado ni autorizarán a ningún sacerdote, religioso o

religiosa, a presentarse como candidatos al Congreso o el Senado en las próximas elecciones generales»,

éste es el acuerdo tomado por la Conferencia Episcopal -de Galicía, que anteayer finalizó sus reuniones

en Santiago de Compostela. En la reunión se analizó la actual situación pastoral de las diócesis de Galicia,

El obispo auxiliar de Santiago de Compostela, monseñor Antonio María Ronco Várela, informó durante

una rueda de Prensa de los acuerdos adoptados por los -prelados de las cinco diócesis gallegas. Señaló,

que en caso de que algún sacerdote o religioso se presente a diputado >no hay ninguna medida

disciplinaria prevista, pero en los casos que puedan producirse se tratarán con la prudencia y caridad

necesaria». Monseñor Rouco Várela fue preguntado de si el Episcopado tenía conocimiento de que dos

sacerdotes, Ramón Valcárcel Vega y Francisco Carballo y un religioso, Leopoldo López, habían pre-

sentado su candidatura formando parte del Bloque Electoral Nacional Popular, integrado por Unión do

Povo Galego y Asamblea Nacional Popular Gallega, respondió que «el Episcopado gallego está

firmemente decidido en el propósito expresado, y no concedió ninguna autorización en este sentido y,

aunque no tiene conocimiento oficial de estas candidaturas, ya realizó gestiones para establecer contacto

con los interesados».

 

< Volver