Autor: Velasco Puente, Miguel Ángel. 
 En la Cámara de Diputados italiana. 
 Aprobado el proyecto de ley del aborto  :   
 Será más difícil que el texto pase en el Senado. 
 Ya.    22/01/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

TRANJERO

22-1-77

EN LA CÁMARA DE DIPUTADOS ITALIANA

Aprobado el proyecto de ley del aborto

SERA MAS DIFICIL QUE EL TEXTO PASE EN EL SENADO ROMA

21. (Crónica por télex de nuestro corresponsal, Miguel Ángel Velasco.)

Con una celeridad digna de mejor causa, la Cámara de Diputados italiana ha aprobado esta tarde el

proyecto de ley por el que no solo el aborto no es considerado un delito en Italia, como hasta ahora, sino

que "es consentido".

La democracia cristiana intentó, a la vista del compacto bloque laico sobre la cuestión, limitar al máximo

las consecuencias y hablar, en todo caso, de "despenalizacíón", con lo que quedaba claro que el aborto

seguía siendo un "delito", pero no hubo nada que hacer y la Cámara italiana ha dado su aprobación esta

tarde a lo que el diario católico "Avvenire" ha calificado como "una de las peores leyes europeas sobre el

aborto por su permisividad".

AHORA, EL SENADO Ahora la ley tiene que pasar al Senado preceptivamente, y puesto que en el

Senado no están representados ni los radicales ni los demoproletarios, la mayoría abortista será más

reducida. Habrá que esperar a ver qué suceda.

Tras la aprobación de los tres primeros sustanciales artículos, sólo ha habido uno de los 24 de que consta

al que los democristianos han dado votó favorable: el que habla de la gratuidad de lo» medios para una

procreación responsable.

Establecido que no es un delito las indefinidas causas que pueden "justificar", según el proyecto de ley,

un aborto y la autodeterminación de la mujer para ello, todo lo demás se reduce a casuística y a

estructuración sanitaria.

Trece diputados de izquierda (católicos del "disenso", comunistas, independientes) habían propuesto una

enmienda, según la cual la mujer que quería abortar debía ir a un "consultorio público". Los otros partidos

laicos no aceptaron la enmienda, dada la falta de tales consultorios públicos, lo que significaría poco

menos que hacer vana la ley. Tras las consiguientes "presiones", dieron marcha atrás a la enmienda. Los

democristianos pidieron votación por apelación nominal para que cada cual diese la cara y fuese

públicamente responsable, pero tampoco pasó la propuesta y el secreto será, para no pocos, una

vergonzosa tapadera con la que pretenderán acallar su conciencia.

Los últimos artículos aprobados aportan estas novedades: tras lo» primeros noventa días, la interrupción

del embarazo (así se llama "técnicamente" la cosa) "es .consentida sólo en caso de grave peligro de la

madre". Se reconoce la objeccíón de conciencia de lo» médicos (ya sólo faltaba que lo impusieran) y la

clínica de la Universidad católica y los institutos religiosos podrán rehusar «u participación o

colaboración sanitaria en un aborto.

En el proyecto, las madres de dieciséis y diecisiete años son asimiladas a las mayores. Sin consentimiento

de quien ejerce la patria potestad o tutela "podrán decidir autónomamente".

El voto ha sido: favorables, 310 (bastaban 304); contrarios, 296, y una abstención. La ley pasa con catorce

votos. Será más difícil que pase en el Senado. Votan en contra democristianos, misinos y, a título

personal, el republicano "Bucalossi (por anticientífica ley). Votan en contra, aunque son abortistas, los

radicales y demoproletarios, que consideran el proyecto restrictivo y demasiado burocrático. Los domas, a

favor.

 

< Volver