Ante quince mil personas en Gijón. 
 Carrillo: hay peligro real de dictadura     
 
 Diario 16.    02/05/1977.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Ante quince mil personas en Gijón

Carrillo: Hay peligro real de dictadura

OVIEDO, 2 (Corresponsal D16).—Santiago Carrillo, durante so primer mitin efl Asturias,, que se celebró

el sábado en la plaza de foros de Gijón, insistió varias veces ea los peligros de la situación política

española. "Nosotros decimos que todavía hay peligro real de. dictadura", señaló con énfasis. "Y los qjie

crean que todo´ está solucionado porque celebremos éste mitin, se equivocan", añadió. Refiriéndose a las

conversaciones que su partido viene manteniendo con otras organizaciones, prihcipalniénter con

socialistas y democristia-nos, anunció que "estamos a punto de conseguir algo importante: una

candidatura democrática de unidad para el´ Senado".

Quince mil personas

Ante más de quince mil personas, que llenaron el recinto, hasta el punto de que el servicio de orden

impidió la entrada a no menos dé mif personas, Carrillo dedicó buena parte de su intervención, en la que

demostró grandes condiciones de eficaz orador de masas, a justificar la reciente política del partido,

La bandera

Una bandera republicana fue desplegada al comienzo de la intervención de Carrillo, pero el servicio de

orden se aprestó a hacerla desaparecer. La alusión de Carrillo al tema de la bandera nacional, no se

produciría, sia embargo, hasta muy avanzado su discurso, de una hora de duración, cuando, tras afirmar

que "hay muchas personas honestas, que nos critican" y afirmar que los comunistas italianos ponen en sus

mítines la bandera con que les persiguió Mussolini y la revolución cubana no cara-bió la bandera del

dictador Batista, preguntó: "¿Os creéis que por lin color podemos llevar al país a otra guerra civil o que se

prepare un golpe de Estado que abra de nuevo las puertas de las cárceles?" No renunciamos » nada

Además, recordó, la bandera de la 1 República fue la roja y ;guaida. "No es la bandera lo que -hay que

cambiar, sino las estructuras que debermman que la ofiga-rquía tenga el pie sobre el cuello de la clase

trabajadora,". "Lo que hay que cambiar son las estructuras económicas. Los liberales, con. toda su buena

intención, cuando han llegado al poder, sé han limitado a cambiar ios símbolos, con resultados

desastrosos a largo plazo." "No hemos renunciado a nada —dijo* posteriormente— y estamos dispuestos

a proseguir la: lucha con energía, .audacia ¡é inteligencia! ¿Quién hubiera dicho hace seis meses que antes

de las elecciones estaríamos legalizados?"

Alianza, el enemigo

Tras insistir en varias ocasiones que el PCE estaba dispuesto a asumir con todas, sus consecuencias la

voluntad del pueblo, expresada a través del sufragio, afirmó que los comunistas renunciaban a ganar, un

solo voto a base de atacar a los partidos democráticos´ y señalo a Alianza Popular como el enemigo de

todos los demócratas. "Yo os digo que al na tenéis confianza en nosotros ao nos votéis, pero sería

degradante que votaseis a los que han demostrado hasta la saciedad que son tos enemigos del pueblo: los

Fraga, López Rodó y Estéruelas."

No levantó el puño

Desde un estrado, flanqueado por las banderas nacional y de Asturias, y con la bandera roja del PCE

como fondo, tras dar vivas a Asturias, a España y al Partido Comunista, Carrillo cantó, como sus

acompañantes sn la tribuna y también oradores —Francisco Javier Suá-rez, Lavan d e r o, Conchita

Valdes y Horacio Fernández Inguanzo—-, "La Internacional", sin levantar el puño, al contrario que la

multitud que llenaba los tendidos y el ruedo de la plaga.

 

< Volver