Autor: Ramírez, Pedro J.. 
 Pulso electoral. 
 Faltan 36 días. La pirámide     
 
 ABC.    10/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

PULSO ELECTORAL

FALTAN 36 DÍAS

LA PIRÁMIDE

MAS de seis mil españoles concurren como candidatos a tas elecciones. No: se trata de defender

ningún sistema electoral, pero el resaltado de la normativa aprobada por el Gobierno es ana absurda

ficción. Si ser candidato quiere decir tratar de ser elegido con fundadas posibilidades de conseguirlo,

entonces apenas mil de los mencionados señorea son de verdad candidatos. Las interminables listas que

durante buena parte del día de ayer bloquearon los teletipos de las agencias informativas forman una

extraña piráfnide de a&shí-sima base y muy estrecha cúspide. C. indo todavía Jaita más de un mes para

las elecciones .está muy claro quiénes van a ocupar la mitad de los escaños del Congreso. Basta espigar

los primeros nombres de las principales listas en las distintas circunscripciones. En Madrid, por poner el

ejemplo más cercano, se presentan más de seiscientos señores en veintiséis listas diferentes. Cuando

menos quince —los cuatro o cinco primeros dé «Alianza» y «Unión del Centro», los dos o tres primeros

del «Partido Socialista Obrero Español» y el «Partido Comunista»...— tienen la elección asegurada. Para

los diecisiete escaños restantes no hay más de setenta -n ochenta aspirantes con serias esperanzas de salir

elegidos. Quedan, por último, cinco centenares de personas sin más cometido que el de meros comparsas.

Persiste, además, la atomización en decenas y decenas de siglas, y al hombre de ia calle no puede por

menos Que pa-fiecerle carnavalesco el panorama de opciones que se perfila tras la presentación fle

candidaturas. La ya desmentida presencia de Hugo Carlos y María Nieves de JJorbón-Parma en la ´lista

del «Partido Frovérista» para el Senado ha sido de alguna manera la guinda de este extra-fio pastel de seis

mil ladrillos con forma, insisto, de pirámide picuda.

TRES de los quince grupos que firmaron Ja coalición «Unión del Centro Democrático» en la accidentada

reunión del martes día 3 en el despacho dé Calvo Sótelo se han retirado ahora de la misma. Son el Partido

Liberal», el "Partido Progresista Liberal» y la «O. S. D. E.». Su importancia en número de afiliados es

muy escasa: simbolizan, sin embargo, el espíritu que informaba el antiguo «Centro Democrático».

Entre las defecciones que, a título individual, se han producido paralelamente cabe destacar la de José

Luis Zabala, uno d« los tres miembros de la gerencia de ia campaña. Zabala, del partido de Fernández

Ordóñéz, estaba consiguiendo en iray poco tiempo dotar al «Centro» de Vina- infraestructura técnica

capaz de competir con la de formaciones que llevan meses trabajando. También es significativo el veto

impuesto a Antonio de Senillosa como cabecera oe la lista por Barcelona. Senillosa, monárquico liberal

muy vinculado al conde de Métrico, ha sido sustituido por el pe-riodista Caries Sentís. En algunas

provincias, por último, candidatos desplazados a última hora de las listas del «Centro» han presentado

candidaturas independientes que lucharán por la misma clientela.. Sea como fuere, la «Unión del Centro

Democrático» ha logrado superar con menos traumas de los previsibles el cierre de sUS listas. Es ya una

opción de perfiles definidos, muy diferente —ni mejor ni peor: diferente— del «Centro» que pudo ser.

«Pedro J. RAMIREZ

 

< Volver