Autor: Ramírez, Pedro J.. 
 Faltan 32 días. 
 El candidato presidente     
 
 ABC.    14/05/1977.  Página: 11. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

PULSO ELECTORAL

FALTAN 32 DÍAS

EL CANDIDATO PRESIDENTE

ESTA noche finaliza el plazo para la presentación de impugnaciones a las candidaturas publicadas

anteayer en el «Boletín Oficial del Estado». Xa resolución de mayor trascendencia es la que el próximo

lunes habrá de tomar Ja Junta Electoral Provincial de Madrid en torno a la elegibilidad del presidente.

Todos los indicios sugieren que Adolfo Suárez no tendrá problemas para encabezar la lista de la «Unión

de Centro Democrático». Según el catedrático Jiménez de Parga, «el presidente Suárez es el candidato,

con mayor atractivo televisivo» de cuantos concurren a las elecciones. Probablemente lleve razón y por

eso sería muy interesante aue los telespectadores españoles tuvieran la oportunidad de comprobarlo en el

transcurso de una conferencia de Prensa, o de un debate con alguno de sus más cualificados adversarios.

El profesor Jiménez de Parga, número dos en la candidatura de la «Unión de Centro» en Barcelona, se ha

referido también, en el transcurso de un acto publico, a la sustitución de Antonio de Senillosa por Carlos

Sentís como cabecera dé cartel: «Yo creo que Suárez tenía derecho a decidir cuál debía ser en Barcelona

el número «no de la candidatura de su coalición. Por algo es el número uno de la lista por Madrid.» Así de

claro. En torno al candidato presidente^ son además dignas de mención las precisiones @ue fuentes

norteamericanas han hecho a nuestro co r r e s p o n s al en Washington. «Nuestro apoyo —aclaran-— es

a la transformación de España en una democracia, no a un candidato en particular.» De todas formas,

como bien comenta Carrascal, es muy difícil separar al señor presidente del señor candidato, y pudiera

ocurrir que el próximo martes el brazo de Walter Móndale» el brazo protector del todopoderoso Tío Sam,

se posara de nuevo sobre el hombro del señor Suárez aníe e] mayor número posible de redactores gráficos

y, Por supuesto, ante las cámarass de televisión. LOS señores Villar Arregui, Águila Navarro y

Satrústegui, integrantes de la flamante candidatura conjunta de «Senadores para la democracia»,

convocaron ayer una rueda de Prensa. Tal y como era de suponer, arreciaron las preguntas en torno a su

supuesta vinculación con el «Partido Comunista», el cual, como se sabe, no presenta lista propia al

Senado. Los tres aspirantes a la Cámara Alta aclararon que no existe ningún pacto expreso. La

interpretación de tal situación 110 fue, sin embargo, la misma en el caso de Villar Arregui «ue en el caso

de Agnilar Navarro. Según el primero, miembro del partido de Ruiz-Giménez, «una cosa es creer que el

"P. C. E." acepta el juego democrático y otra confundir al electorado incluyendo representaciones que

parten de concepciones de la vida y del hombre tan distintas». Aguilar Navarro, militante d«l «P.S.O.E.»,

comentó, en cambio, que él propio «Partido Comunista» es consciente d« aue debe deshacer la imagen

deformada que el país tiene sobre el comunismo. Añadió que tanto socialistas como comunistas- han

coincidido en la necesidad de no identificarse en las elecciones, precisamente para que el comunismo

pueda demostrar que acepta por sí mismo el juego democrático.—Pedro J.RAMIREZ

 

< Volver