Deben solicitar previamente el consentimiento del obispo. 
 El Episcopado recuerda que, salvo casos excepcionales, los sacerdotes no deben ser candidatos     
 
 El País.    18/01/1979.  Página: 10. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Deben solicitar previamente el consentimiento del obispo

El episcopado recuerda que, salvo casos excepcionales, los sacerdotes no deben ser candidatos.

El secretariado del episcopado español hizo pública ayer una nota en la que recuerda que sólo

circunstancias concretas y excepcionales pueden autorizar a sacerdotes y religiosos a presentarse como

candidatos a las próximas elecciones generales y municipales, y muy especialmente la obligación moral

que tienen los mismos de someter la oportunidad de su candidatura al consentimiento del obispo, con los

asesoramientos pertinentes.

El episcopado señala que merece especial consideración la participación política de obispos, sacerdotes y

religiosos por razón de su ministerio y la misión específica que la Iglesia les ha confiado. «Como

cualquier ciudadano—añade— tenemos pleno derecho a asumir nuestras propias opciones y. ello resulta

indiscutible cuando se trata de derechos y deberes como el del voto en unas elecciones libres.»

Más adelante, el secretariado .del episcopado considera que, sin embargo, tanto los obispos cómo los

sacerdotes y religiosos no deben asumir funciones de militancia activa y de liderazgo en los partidos

políticos o. de representación política en los organismos públicos. «Y esto —prosigue— es válido para

fas diferentes opciones.» Para el episcopado «la madurez dé los seglares, nuestra función de ser signo

válido de unidad y la libertad profética que muchos de nuestros cristianos y el Evangelio mismo nos exige

en estos momentos, nos obligan a obispos, sacerdotes y religiosos a no aceptar cargos ni contraer

compromisos que entrañen una opción política determinada».

La nota finaliza afirmando que «si en circunstancias concretas y excepcionales el bien de la comunidad

exigiera tales compromisos, se ha de obtener previamente el consentimiento del obispo, consultado el

consejo presbiterial y —si el caso lo requiere— también la Conferencia Episcopal».

En las pasadas elecciones generales del 15 de junio varios sacerdotes y religiosos figuraron como

candidatos, y tres de ellos resultaron elegidos, Gabriel Urralburu (diputado del PSOE), Lluis María

Xirinacs (senador independiente) y Ángel Martínez Fuertes (senador de UCD).

Aunque hasta el próximo día 21 no serán oficiales las candidaturas de los distintos partidos y coaliciones,

se sabe que Gabriel Urralburu será nuevamente candidato por el PSOE en Pamplona, al igual que el

también sacerdote socialista Víctor Manuel Arbeloa. Mariano Gamo, el popular párroco de Moratalaz,

será candidato de la ORT por Madrid; Celso Montero irá en las listas del PSOE para el Senado por

Orense, y él sacerdote independiente Isidro Hoyos, líder de CCOO, figurará en las listas del PCE por

Santander.

Según manifestó a EL PAÍS Gabriel Urralburu, él no depende canónicamente de ningún obispado, por lo

que no se encuentra en la obligación de pedir permiso a nadie para concurrir, a las elecciones! «Debo

decir que, en el hipotético caso de que me prohibieran participar en los comicios —añadió—, no les haría

caso. Creo, de todas formas, que lo único que se pretende es evitar que nuevos curas se incorporen a la

política. Hasta ahora lo único que se decía es que no debían ser candidatos aquellos que tuvieran una

actuación pastoral continuada. Pero, insisto, ése no es mi caso, ni el de Víctor Arbeloa.»

 

< Volver