Preparativos electorales. Violentos ataques al PSOE en la conferencia municipal comunista. 
 El PCE insiste en la unidad de la izquierda para las municipales     
 
 El País.    21/01/1979.  Página: 13. Páginas: 1. Párrafos: 15. 

Preparativos electorales

Violentos ataques al PSOE en la conferencia municipal comunista

El PCE insiste en la unidad de la izquierda para las municipales

El Partido Comunista de España (PCE) comenzó ayer su conferencia sobre movimiento ciudadano y

política municipal, en el curso de la cual los comunistas aprobarán sus planes y el manifiesto para las

elecciones locales. A lo largo de las primeras intervenciones se hizo una constante llamada a la unidad de

la izquierda para una política municipal limpia´, honrada y efectiva, aunque tampoco faltaron los ataques,

a veces furibundos, contra el PSOE, y especialmente el que Santiago Carrillo dirigió a Alfonso Guerra

por sus declaraciones sobre las autonomías.

El secretario general del PCE afirmó que los comicios municipales deben servir para desarrollar la

democracia en un Estado descentralizado, y a este propósito se refirió a las declaraciones de «ese segundo

personaje del PSOE que ha abordado de forma, tan estrafalaria e incomprensible el tema autonómico. En

el fondo . de sus pintorescas palabras puede bullir una concepción centralista aún no superada».

«Irresponsabilidad política» fue el último calificativo.

El ataque del secretario general del PCE coincidía ayer con una virulenta reacción del órgano oficial del

partido, Mundo Obrero, contra-las declaraciones del secretario de organización del PSOE en el sentido de

que «las autonomías han sido un choteo» y que la izquierda catalana se ha equivocado al aceptar el juego

de Tarradellas. Mundo Obrero contestó a esto con unas declaracio-.nes del secretario general del PSUC,

Antoni Gutiérrez, en las que éste hablaba de «actitud anticatalana, antiautonomista y antiespañola», y

diversas informaciones y comentarios en los que se hace responsables a los^so-cialistas de la ruptura de la

Entesa deis Catalans.

En su intervención en la conferencia, el señor Carrillo afirmó que habrá elecciones a pesar del terrorismo

y las amenazas de golpe de Estado. Asimismo, rechazó el calificativo de desestabilizado-ras dado a las

actuales huelgas, «llevadas con medida y prudencia» y que han demostrado que hay unas fuerzas obreras

y populares dispuestas a defender la democracia y la Constitución.

En las elecciones legislativas, añadió, no se puede esperar que el PCE pasé a tener cien diputados, pero

hay que decirle al electorado que hay dos opciones: la peor, un Gobierno de centro-derecha, y la otra, la

coalición UCD-PSOE;-y que para que ésta no sea casi una repetición del anterior Gobierno, es necesario

que el Grupo parlamentario Comunista sea lo suficientemente fuerte para conseguir del Gobierno una

política progresista.

Movimiento ciudadano

El sociólogo y dirigente comunista catalán Jordi Borja hizo una amplia exposición acerca del movimiento

asociativo ciudadano y sus problemas en torno a la política municipal. Durante su parlamento, el señor

Borja afirmó que los ayuntamientos están en crisis, impotentes frente a los problemas y terriblemente

endeudados, y planteó la necesidad de depurar el sistema municipal, «aunque de ningún modo esto quiere

decir que se empiece una caza de brujas».

Comenzó el señor Borja observando que el movimiento ciudadano no tiene, como en otros países,

experiencia de gestión municipal, aunque sí conoce los ayuntamientos por fuera. Este, a su juicio, debe

ser el principal elemento para el planteo de las elecciones locales. Remarcó después la diversidad de

tamaño y condiciones de los 8.000 municipios españoles, y los problemas que esto conlleva.

La generalidad de los municipios, según el orador, está dominada por el caciquismo en los núcleos

pequeños o por los grandes intereses sin control en las ciudades. A estos problemas añadió el de una

estructura obsoleta y la falta de rentabilidad social y económica de las corporaciones, ante todo lo cual

habrá que evitar demagogias, pero sin dejar de denunciar responsabilidades por los altísimos costos

sociales que ha originado una «falta de sentido del interés público, que es a la izquierda a la que ha tocado

desarrollar».

Reclamó después un papel político propio para un movimiento ciudadano que ha de ser a la vez

instrumento de lucha de los trabajadores en el terreno municipal y debe tener un carácter plural e

interclasista, «porque habrá que saber dar soluciones válidas para todos». El movimiento ciudadano,

según el señor Borja, debe tener cauces de participación en la política municipal.

En el terreno práctico de las elecciones municipales recordó que si en las grandes ciudades es de fácil

aplicación el sistema proporcional, no es así en los pequeños núcleos, por lo. que la izquierda debe

acceder a candidaturas conjuntas para agrupar votos. Una vez en los ayuntamientos, no se debe caer en el

tecnicismo excluyente, ni tampoco en la oposición testimonial, sino buscar el gobierno y la participación.

La política a seguir debe ser eficaz, honesta, seria, transparente y de objetivos inmediatos, aunque sin

excluir tampoco objetivos a largo plazo. Y esto, según el señor Borja, sólo puede lograrse con amplias

mayorías y el apoyo de la movilización ciudadana, para resolver la corrupción y luchar contra los

intereses egoístas.

Zaldívar: responsabilidades

Carlos Alonso Zaldívar, que actúa como moderador de la conferencia, intervino a continuación para

manifestar que el tono de la campaña municipal del PCE debe poner de relieve las responsabilidades de

UCD por adelantar las generales, y las del PSOE porque rechaza las asociaciones de vecinos a pesar de

ser un partido popular, «y aunque es un partido obrero le disgustan las asambleas y tampoco le gustan

mucho los comités de empresa».

Afirmó también que el adelanto de las legislativas favorece en las municipales al centro y la derecha, y

atacó «los intereses partidistas» que han roto la Entesa dels Catalans y la presión de la derecha en favor de

la involución. El PCE —agregó— debe trabajar a fondo en todos los municipios, pero intentando formar

agrupaciones electorales, y en todo caso alianzas de gobierno posteriores.

 

< Volver