Elecciones 1979. 
 El PSOE fundamenta su campaña electoral en la necesidad de un Gobierno firme     
 
 El País.    06/02/1979.  Página: 15. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

El PSOE fundamenta su campaña electoral en la necesidad de un Gobierno firme

El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) dedicará especial atención en su campaña electoral a

aquellos sectores de población que menos votos le concedieron el 15 de junio de 1977: mujer, núcleos

rurales y clases pasivas, así como a las regiones en las que los resultados le fueron más adversos: Castilla

la Vieja y Galicia. Este criterio y la necesidad de un Gobierno firme son algunos de los aspectos en los

que se basará el PSOE para tratar de acceder al poder el próximo 1 de marzo, según fue explicado ayer

por varios dirigentes del partido en el transcurso de una conferencia de prensa celebrada en Madrid.

Felipe González inició la reunión informativa con duras críticas hacia el Gobierno, a quien acusó de

manipular en su favor las emisiones de RTVE «para evitar que el PSOE se convierta en el primer partido

del país, como demuestran los últimos sondeos de opinión».

Consideró injustificable que el responsable de organizar los próximos comicios, el ministro del Interior,

forme parte del comité electoral de UCD. A este respecto comentó que, si bien era descartable una

falsificación de los resultados, este hecho y unos ayuntamientos regidos, en su mayoría, por gentes que

accedieron a sus cargos durante el franquismo, podrían propiciar pequeños pucherazos.

El secretario general del PSOE resumió los puntos básicos en los que está insistiendo en los mítines que

ha dado durante los últimos días con motivo del primer centenario de la fundación del partido y que

desarrollará, igualmente, durante sus intervenciones a lo largo de la campaña electoral, unas cien en total.

Estos aspectos clave son la necesidad de combatir el paro; hacer frente al clima de inseguridad ciudadana

y fomentar entre los españoles mayor estima hacia sus instituciones de Gobierno.

Alfonso Guerra, secretario de organización del partido, lamentó la reciente disposición del Ministerio de

Cultura, que prohíbe la celebración de mítines en polideportivos de propiedad estatal. «A UCD -co-

mentó— esta medida no le afecta porque para sus mítines le es suficiente un taxi o un autobús, pero a

nosotros nos causa un grave trastorno.»

Al ser abordada la posible configuración de un Gobierno de coalición, el secretario general del PSOE

precisó qué si los resultados fuerzan esta decisión su partido pactaría con el centro porque, «actualmente,

resulta inviable en España un Gobierno PSOE-PCE». El líder socialista defendió el programa económico

del partido, al que valoró como el que el país necesita en estos momentos.

Para la materialización de su campaña electoral él PSOE proyecta movilizar a 150.000 militantes, de los

que 76.000 tendrán como misión representar al partido en las mesas electorales. Para promover el interés

de los ciudadanos hacia su programa de Gobierno celebrará 10.000 mítines, intensificará los contactos

puerta a puerta, difundirá diez millones de carteles e insertará anuncios en vallas y periódicos. Todos los

eslóganes hacen hincapié en la necesidad de un Gobierno firme.

 

< Volver