Elecciones 1979. No al aborto ni al divorcio por mutuo acuerdo. 
 Los centristas se presentan como defensores de un modelo de sociedad europea     
 
 El País.    06/02/1979.  Página: 16. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

No al aborto ni al divorcio por mutuo acuerdo

Los centristas se presentan como defensores de un modelo de sociedad europea

«Un voto responsable para consolidar en España el modelo de sociedad europea» es la idea sobre la que

se basa el programa electoral de Unión de Centro Democrático (UCD) en lo relativo a aspectos sociales.

«De la misma manera que en junio de 1977 —dice el programa— UCD se presentó ante el electorado

como la vía segura hacia la democracia, ahora el partido aparece como el único que puede garantizar la

consolidación en nuestro país del modelo de sociedad europeo.»

UCD se presenta también como el partido del Cambio y de la nueva sociedad, «que ha hecho posible la

transición y ahora puede crear el marco en que la democracia sea viable y el turno pacífico de poder se

desarrolle dentro de un esquema aceptado por las grandes fuerzas políticas». Bipartido de las libertades,

se dice más adelante.

El funcionamiento del orden democrático —prosigue— depende de la fortaleza y solidez de un partido

interclasista que, netamente diferenciado de la derecha autoritaria y de la izquierda marxista, asuma con

rigor y coherencia la defensa de lo que es esencia de la civilización occidental.»

En cuanto a temas concretos, UCD manifiesta su intención de mantener la consideración delictiva del

aborto y de no admitir el divorcio «por mero acuerdo de los cónyuges». Entiende que el orden público

debe ser reflejo de una consciente aceptación del mutuo respeto a las libertades individuales y colectivas

y se pronuncia a favor de que no se negocie con organizaciones terroristas, si bien propone un reciclaje

general de las fuerzas y cuerpos de la seguridad del Estado.

El programa electoral de UCD incluye un amplio apartado sobre la Defensa Nacional y se ratifica en su

intención de renovar el actual tratado hispano-norteamericano, así como de promover la adhesión de

España a la OTAN «aunque en el momento oportuno este tema exigiría un debate parlamentario».

Propugna también una política de colaboración con los países del Este, especialmente con la Unión

Soviética.

En el apartado relativo a la familia, se enumeran una serie de medidas encaminadas a favorecer la

estabilidad, la igualdad jurídica de los cónyuges y el respeto a los intereses de los hijos. Especialmente

detallado es el apartado sobre educación, en el que se afirma el derecho a la educación y a la libertad de

enseñanza.

 

< Volver