Elecciones 1979. Ayer presentó el programa electoral de UCD. 
 La forma de combatir el paro, caballo de batalla entre centristas y socialistas     
 
 El País.    07/02/1979.  Página: 11. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

POLÍTICA

Elecciones 1979

Ayer se presentó él programa electoral de UCD

La forma de combatir el paro, caballo de batalla entre centristas y socialistas

Las distintas concepciones que mantienen el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y Unión de

Centro Democrático (UCD) sobré la forma más eficaz de combatir el paro (preeminencia de la inversión

pública y extensión del seguro de desempleo, para el primero; preeminencia de la inversión privada y

política de empleo, para el segundo) parece que se convertirá en el caballo de batalla de la campaña

electoral de los dos partidos más importantes del país. Al menos, así se puso de manifiesto en el acto de

presentación del programa electoral de UCD, celebrado ayer, en el que el secretario general del partido

centrista, Rafael Arias Salgado, acusó al programa del PSOE de conducir al país a la bancarrota y de ser

un conjunto de ambigüedades sin viabilidad ni credibilidad.

El ministro de Hacienda, Francisco Fernández Ordóñez, matizó después estos ataques, señalando que no

conocía el programa socialista en profundidad, pero que estaba «sinceramente convencido» de que las

propuestas centristas son profundamente antidemagógicas y constituyen «el programa más eficaz para

combatir el paro y la única línea sensata para sacar al país de la situación en la que nos lo encontramos».

Al acto de presentación del programa de UCD asistieron los cuatro ministros que lo elaboraron: el propio

titular de Hacienda y los de Obras Públicas y Urbanismo, Joaquín Garrigues Walker; de Justicia,

Landelino Lavilla, y de Trabajo, Rafael Calvo. A cargo del señor Lavilla corrió la exposición de una

breve síntesis del programa en 16 relativa a aspectos ideológicos y sociales (véase, EL PAÍS del 6-II-79).

El señor Fernández Ordóñez explicó el programa económico de su partido e insistió en que «ningún país

ha reducido el paro de una manera estable sin reducir al mismo tiempo la inflacíon». «Pero frente a una

posición conservadora —añadió— es preciso afirmar que tampoco la reducción de la inflación basta por

sí misma para resolver el problema del paro.» El ministro de Hacienda afirmó más adelante que «la

inversión privada constituye la palanca fundamental de creación de empleo en nuestra economía» y que

está relacionada directamente con las perspectivas de rentabilidad. «La inversión pública es un importante

factor complementario —prosiguió— de la actividad económica.» Anunció también que se suprimirá el

comercio de Estado.

El ministro de Obras Públicas, Joaquín Garrigues, hizo un resumen del programa de UCD en sus aspectos

relacionados con la política económica sectorial y afirmó que «no todos los partidos que concurren a estas

elecciones pueden ofrecer un grado de coherencia ideológica similar al nuestro», porque, en unos casos,

los programas elaborados por sus congresos son maximalistas y no se corresponden con el tono de mo-

deración que quieren dar ahora a la campaña, y otros, porque ni tan siquiera tienen programa, ya que

prefieren presentarse coaligados.

«Nosotros, lisa y llanamente, defendemos el modelo de sociedad competitiva —prosiguió el señor

Garrigues—, porque es el único que genera riqueza.» Señaló mas adelante que su partido pretendía liberar

al sistema económico español de todas las trabas e intervenciones innecesarias de los poderes públicos.

La última intervención corrió a cargo de Rafael Calvo, quien se quejó de que el fenómeno del paro se

presentará como un pasivo-del actual Gobierno, cuando es un fenómeno internacional.

 

< Volver