Tema del día. 
 UCD quiere recortar el Estatut con una Ley de Ayuntamientos  :   
 Los municipios y las comarcas pueden quedar a merced de las diputaciones provinciales. 
 El Periódico de Cataluña.    15/03/1980.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 21. 

Sábado, 15 de marzo de 1980

UCD quiere recortar el Estatut con una Ley de Ayuntamientos

Los municipios y las comarcas pueden quedar a merced de las diputaciones provinciales

Ei Gobierno se dispone a presentar en breve plazo ante el Congreso de los Diputados una

nueva Ley de Régimen Local que potencia las diputaciones en perjuicio de las comunidades

autónomas

Barcelona. - La nueva Ley de Régimen Local que UCD va a presentar en fecha próxima en el

Congreso de los Diputados para su discusión y aprobación conculca alguno de los principios

básicos que sobre la administración local establece el Estatuí, según se desprende del texto

deí anteproyecto de la Ley de Régimen Jurídico de las Administraciones Locales, elaborado por

el Ministerio de Administración Territorial, a que ha tenido acceso EL PERIÓDICO.

El texto que propone UCD interesa las disposiciones estatutarias en lo que hace a la asociación

de municipios, la posibilidad de que el Parla-ment elabore su propia ley de régimen local y la

potenciación de las provincias y sus correspondientes diputaciones.

Contra la Generalitat

En el artículo 3.1 del anteproyecto se dice,que «corresponde al Estado la cooperación para.ei

mayor desenvolvimiento de los fines de !as entidades tócales y la salvaguardia de su

autonomía», lo cútü vuíwera el artículo, quinta del Estatut, que reserva esta función a la

Generalitat.

Asimismo, el apartado dos del artículo tres del anteproyecto interfiere las disposiciones

estatutarias al disponer que «las comunidades autónomas podrán ejercer las funciones que en

relación ai régimen local les autorice la presente ley». De esta forma se hace de aplicación

imposible el apartado quinto del Estatut: «La Generalitat de Catalunya estructura su

organización territorial en municipios y comarcas; también podrá crear demarcaciones

supracomar-cales».

Comarcas de las diputaciones

El artículo 28 del anteproyecto deja fuera del alcance de la futura Generalitat la

institucionalización de las comarcas u otras organizaciones territoriales superiores al municipio

al establecer que «las diputaciones provinciales podrán delimitar espacios de carácter

comarcal... para una actuación coordinada de las entidades municipales».,

En buena lógica ía delimitación de espacios comarcales debería corresponder, según el tenor

literal del Estatut, a ia Generalitat, pero las competencias de la institución catalana en este

tema quedan aún más menguadas por la disposición adicional segunda del mismo

anteproyecto, que establece que «en un plazo de dos años, e! Gobierno revisará y adaptará los

reglamentos de la Ley de Régimen Local, los cuales se aplicarán con carácter supletorio en el

ámbito de las comunidades autónomas que, en el amparo de lo que dispongan sus Estatutos y

de las facultades que les confiere la presente ley, promulguen normas relativas a las

administraciones locales radicadas en su territorio».

Es decir, que e¡ anteproyecto reserva facultades de estricto desarrollo -elaboración de un

reglamento- a las comunidades autónomas, contra fo que dispone el apartado octavo del

artículo noveno del Estatut, donde el régimen local se reserva como competencia exclusiva de

la Generalitat, lo mismo por fo que hace a la redacción de la ley correspondiente que ai

desarrollo reglamentario de la misma.

Anticonstitucional

Por si esto fuera poco, el anteproyecto deja a las>Gomuni-dades autónomas sin competencias

respecto a la función pública, incluso en aquellos municipios de menos de cinco mil habitantes,

y encarga a las diputaciones la canalización de las subvenciones estatales dirigidas a los

municipios.

Fuentes de toda solvencia consultadas por esta redacción rían indicado que el anteproyecto no

sólo transgrede los dos estatutos ya aprobados, sino que está en flagrante contradicción con (a

Constitución en su articulo primero, a! establecer que las entidades locales gozan de

personalidad jurídica y autonomía, que sólo podrá limitarse «en los casos excepcionales que la

ley establezca». De forma que la Constitución queda supeditada a una ley de rango inferior.

El régimen local queda para el Estado

Catalunya sólo hará leyes de segunda´

Autonomías sin función pública

UCD burla «I Parlament antes de que se forme

Ahora se manda sin ganar

Si tras las elecciones del tres de abril se hubiera aplicado la normativ^ de elección de alcaldes

que UCD propone ahora¡ muchos ayuntamientos estarían presididos por persona diferente a la

que actualmente los encabeza.

En el caso de Catalunya, poblaciones como Tortosa o Amposta con alcalde convergente y

socialista, respectivamente, lo tendrían de UCD por ser este partido el que ga-nó las elecciones

municipales.La Rápita, en cambio, que ahora cuenta con un alcalde centrista, lo tendría

socialista.

Casos parecidos son fos de La Bisbal, Banyo-les, Cassa de la Selva y Blanes, donde ganaron

UCD, CDC, PSC y otra vez CDC, y no obstante tienen alcaldes de ERG las dos primeras,

convergente ´la tercera y socialista la última

Lo mismo puede decirse de Sant Just Desverri, que tiene un alcalde que en el momento de la

elección militaba en el Front Nacional, a pesar de que la izquierda quedó a las puertas de la

Alcaldía.

 

< Volver