Autor: Farré, Ramón. 
 Con CDC y PNV, para crear una mayoría de centro derecha. 
 Fraga: Gobierno de coalición, sí     
 
 Mundo Diario.    15/03/1980.  Página: 18. Páginas: 1. Párrafos: 13. 

Catalunya política

mundDiario

Sábado. 15 de marzo 1980

Con CDC y PNV. para crear una mayoría de centro derecha

Fraga: Gobierno de coalición, sí

La participación de Convergencia i Unió (CiU) y del Partido Nacionalista Vasco (PNV) en un gobierno

de coalición con la Unión de Centro Democrático (UCD), contaría con el apoyo de Alianza Popular (AP),

según manifestó Manuel Fraga Iribarne en su visita a Barcelona para mitinear en favor de Solidaritat

Catalana.

Con tirantes de los colores de la senyeri cátalana y con nueva estrategia para su partido en Catalunya,

«aqMÍ apoyamos a Solidaritat Catalana», explicó, Manuel Fraga Iribarne pidió la configuración «de un

gobierno de nMv«ri« dará».

Y en ese gobierno de mayoría clara, que practique una política en la línea de los países de la Europa

occidental, Manuel Fraga no puso ningún inconveniente en que participaran CDC y PNV. Su partido, AP,

les daría su apoyo en el Parlamento de Madrid.

Sólo líos Moques

«Es necesario que fue ei Gobierno se adwe y q*e deje su politica de zig-zag. Qwe se sepa qutca esta en

cafe 1*4»», exigió el líder aliancista. «De memento — prosiguió —, CDC durante la votación de la Ley

Orgánica de Centros Docentes, ya se inclinó hacia esa posición, próxima al modelo de la Europa

occidental.»

Manuel Fraga lo tiene muy claro. «Hemos de crear dos grandes Moques, uno de centro derecha y otro de

centro izquierda. Pero por encima de todo, debe haber una mayoría.»

La solución del gobierno de concentración que defendió Santiago Carrillo durante algún tiempo no le

parece, en absoluto viable. «Ese tipo de gobierno sólo beneficiaría a los comunistas. Además, todas las

experiencias que se han producido en este sentido han sido incoherentes y han durado poco tiempo.»

En cuanto a la posición de Alianza Popular en caso de que se discutiera en el Parlamento una moción de

confianza contra el gobierno de la UCD, Manuel Fraga, no quiso pronunciarse en exceso.

«Me remito a lo que dijimos cuando debimos pronunciarnos acerca del voto de investidura del presidente

Suárez. Entonces le dimos nuestro apoyo, como deber nacional, para evitar que otros grupos impusieran

su voto de censura.» Y añadió: «Suárez ha sufrido un desgaste muy importante. Debe cambiar de rumbo».

Tarradellas, irrepetible

Manuel Fraga no quiso pronosticar acerca del número de diputados que obtendrá su partido en Catalunya,

Solidaritat Catalana, en las próximas elecciones al Parla-ment. «Sin embargo he de decir que soy

profundamente optimista, porque espero que et ciudadano catalán pedirá más eficacia, más ley y sobre

tode la reconstrucción econo-mica.»

Su crítica a la actuación de los ayuntamientos democráticos, la mayoría de los cuales están gobernados

por los partidos de izquierda, fue atroz. «Hasta ahora, a parte de cambiar el callejero, que han puesto un

gasto de dinero, no han hecho otra cosa que enfollonarlo todo. Además han aumentado las dietas y los

emolumentos. Si eso se repite en la Generalitat, puede ser fatal.»

Aseguró que la figura de Tarradellas, «es irrepetible» y vaticinó que en el nuevo Par-lament de Catalunya,

«ningún partido obtendrá la mayoría en solitario. Por eso, el próximo presidente presidirá, pero no

gobernará como ha hecho Tarradellas.»

España es irreversible

La victoria aplastante de las fuerzas nacionalistas y el notable aumento de votos logrados por el PNV,

Herri Ba-tasuna y Euskadiko Ezquerra en el País Vasco, no asusta a Manuel Fraga. «No creo que ello

pueda suponer que el País Vasco camina hacia la independencia. España es irreversible. Es más, estoy

convencido de que todos los españoles lucharían en caso de que hubiera algún peligro de independencia»,

para que ello no se produjera.

Sobre el intento de Fuerza Nueva de declarar «zona nacional» algunos barrios de Barcelona, como ya ha

conseguido en Madrid, se lavó las manos. «Allá ellos. La calle es de todos. Yo no quiero zonas de

nadie.».

RAMÓN FARRE

 

< Volver