Cañellas: "Es prematuro efectuar comentarios". 
 El desencanto reinaba en la sede centrista     
 
 El Correo Catalán.    21/03/1980.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Cañellas: «Es prematuro efectuar comentarios»

£1 desencanto reinaba en la sede centrista

Contrastaba en el hotel Presidente las caras de los asistentes y la película que se proyectaba en la pantalla

gigante: «Un mundo feliz».

Poco antes de la medianoche en la sede de CC-UCD reinaba un ambiente confuso. Los resultados que a

modo de rumor se comentaban entre los presentes ofrecían un bagaje poco favorable al partido centrista.

Bastante juventud entre los presentes en el Hotel Presidente, lugar donde se ubicó el «cuartel general» del

partido presidido por Antón Cañellas. Pero el desencanto general y sobre todo la sorpresa, reinaban en la

sede centrista.

Para seguir el desarrollo de las votaciones y los escrutinios procedentes de las distintas mesas y

circunscripciones se instaló una pantalla de considerables proporciones que amenizó la velada con la

programación televisiva. Curiosamente y en contraste con los f ostros de los presentes se estaba

proyectando la película «Un mundo fe-ííz». Las pizarras para pautar las cifras concretas de provincias y

comarcas catalanas tardaron mucho en rellenarse, a la espera de más y mejores resultados.

Los líderes del partido llegaron pronto nerviosos, singularmente Antón Cañellas, serio y con el semblante

rígido. Evidenciaba muestras de cansancio físico.

El líder centrista al igual que los demás integrantes de la lista electoral rehusaba efectuar comentarios. Ni

optimistas ni siquiera ambiguos. «Es pronto todavia para opinar sobre los resultados —comentaba

Cañellas— porque disponemos de pocos datos y la mayoría de ellos no son oficiales».

Era obligado aludir a los iniciales sondeos y resultados que señalaban un considerable retroceso centrista.

Cañellas tampoco quico concretar. «Repito que sería prematuro efectuar comentarios en base a unos datos

muy reducidos. Prefiero esperar más adelante, unas horas, y ojalá que entonces podamos referirnos a

resultados más positivos para nosotros».

 

< Volver