Autor: Sabaté, Josep. 
 Los representantes de las mesas piden más "sueldo". 
 Tarragona: Más afluencia en los pueblos que en la capital     
 
 El Correo Catalán.    21/03/1980.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Los representantes de las mesas piden más «sueldo»

Tarragona: Más afluencia en los pueblos que en la capital

TARRAGONA

En las comarcas tarraconense?,, dos fueron las características del día de !as elecciones: !a normalidad más

absoluta en su desarrollo y la importante participación del electorado. En esta ocasión, el factor

climatológico, con tiempo soleado y temperaturas primaverales, ayudó en la práctica del voto, h! censo

electoral de la circunscripción tarraconense era de 379.475 personas.

Desde el primer momento, pudo apreciarse una afluencia constante a ¡as urnas mayor en los pueblos que

en la capital. A primeras horas de la mañana, en torno al mediodía y mediada la tarde, fue cuando los

tarraconenses votaron en número mayor. Con excepciones, claro está: en el barrio marítimo de Serrallo,

por ejemplo, a ¡as diez y media de la mañana, había votado ya el ¡0,69 por ciento del censo.

También los cabezas de lista y autoridades tarraconenses fueron madrugadores en el momento de emitir

su voto. Así, el alcaide de Tarragona, Josep Maria Recanses, votó a las once y media de la mañana. Más

temprano aún había votado el arzobispo doctor Josep Pont i Gol. quien acudió a las urnas a las diez y

media.

Siguiendo con los datos provisionales sobre participación, a primeras horas de la tarde en Reus había

votado el 31,67 por ciento, en Tarragona el 44 por ciento y en Tortosa el 25,32 por ciento. En esta última

población, según informa nuestro corresponsal Francesc Guimerá, se esperaba que el ritmo de la votación

llegara a alcanzar el 60 por ciento. Ío cual representaría un exito en comparación a! 43.92 por ciento

registrado en el referéndum.

Por último, los representantes de la administración en las mesas elecíorales consiguieron que se Íes

pagara 500 pesetas en lugar de las 400 cobradas en e! pasado referéndum.

Josep Sabaté

 

< Volver