Proyecto de un banco para la financiación de la pequeña y mediana empresa  :   
 Se trata de una altenativa a la nacionalización de todo el aparato bancario y del sistema financiero. Ha sido elaborada por el Gabinet de Política Económica del Partido Socialista Popular. 
 Ya.    19/01/1977.  Página: 23. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Pág.23-ya

Proyecto de un banco para la financión de la pequeña y mediana empresa

Se trata de una alternativa a la nacionalización de todo el aparato bancario y del sistema financiero • Ha

sido elaborada por el Gabinete de Política Económica del Partido Socialista Popular

El Gabinete de Política Económica del Partido Socialista Popular ha hecho público un proyecto de

creación del Banco Nacional de la Pequeña y Mediana Empresa, donde se propicia una nacionalización

sectorial y prioritaria del crédito dirigido a la financiación- de la pequeña y mediana empresa, que

representa en nuestro país—dice—una de las fuentes más importantes de producción industrial y de

Servicios y que es la gran desvalida y siempre dejada dé la mano del Estado y del gran capital.

En el proyecto se estudian tres alternativas prácticas de. reorganización del crédito: Primera, mantener en

esencia el sistema actual tratando de favorecer a los sectores prioritarios-es decir, a la pequeña y mediana

empresa— a través de mayores coeficientes obligatorios de inversión para la banca y cajas de ahorro;

segunda, nacionalización de la banca y demás entidades crediticias; tercera, creación dé un instituto

financiero de la pequeña y mediana empresa que asuntos las dispersas competencias en este terreno y

asegure la financiación de la pequeña y mediana empresa.

La primera solución—dice el estudio—es perfectamente inoperante. Por su parte, la nacionalización

inmediata y radical de todo el aparató bancario y del sistema financiero en general crearía unas tensiones

económico-políticas dé tal magnitud que, desgraciadamente, en vez de mantener los "grandes

equilibrios", desembocaría en una total inestabilidad, tanto de nuestra moneda (fuga de capitales) como de

nuestra producción (estagnación), sin por ello aliviar—al contrario—la tasa de desempleo e inflación." La

tercera alternativa, "intermedia entre la inoperancia del sistema actual y el riesgo excesivo de una

inmediata nacionalización bancaria", puede ofrece, si se sabe orientar debidamente, las ventajas de esta

pítima para la pequeña y la mediana empresa, sin necesidad de plantearse dicha nacionalización de forma

inminente con toda su compleja problemática. Se trata, pues, de una alternativa viable de forma ,casi

inmediata.

El volumen del capital de dicho banco: habría de ser superior al de la mayor institución crediticia del país

y podría quedar repartido entre:

. 25 por 100 del Estado. Deberá estudiarse la conveniencia de que fuese el Banco de España, en vez del

Tesoro o el Patrimonio Nacional, el titular jurídico de las acciones.

25 por 100 detentado por las Cajas de Ahorro.

• 25 por 100 repartido entre los trabajadores de la PME a través de diferentes organismos sindicales

democráticos.

• 25 por 100 repartido entre los empresarios de la PME, procurando la mayor atomización posible

de forma que participe el mayor número de empresas. Los posibles cambios de titularidad entre

empresarios se regularían de tal manera que las acciones no pudieran estar sometidas a especulación.

La nueva institución sería de carácter público y sería al mismo tiempo mixta en cuanto, como se

ha dicho, estarían representados los intereses .de la PME. Se regiría por principios totalmente

democráticos tanto en sus órganos de Gobierno como en su estructura operativa. El banco estaría

sometido en -sus aspectos técnico-bancarios y de política monetaria a´ la autoridad del Banco de España y

cumpliría los coeficientes de caja o liquidez que en cada momento tuviesen fijados las autoridades

monetarias. El nuevo banco, pues, no trabajaría con intereses especiales o primados en favor de la PME.

 

< Volver