El que crea que es pecado divorciarse, que no lo haga. 
 González y Ordóñez, por un divorcio progresista     
 
 Diario 16.    08/10/1980.  Página: 1. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

«El que crea que es pecado divorciarse, que no lo haga»

González y Ordóñez, por un divorcio progresista

Tanto el líder de la oposición, Felipe González, como el ministro de Justicia, Francisco Fernández

Ordóñez, se han pronunciado en las últimas horas por fórmulas progresistas de divorcio. Mientras Felipe

González recibió la mayor ovación de su conferencia en el Club Siglo XXI al referirse al tema, Fernández

Ordóñez anunció diversas enmiendas al proyecto Cavero, encaminadas a agilizar los trámites del

divorcio.

Madrid — «Si un católico cree que es pecado divorciarse, pues que no se divorcie», comentó Felipe

González durante la cena-coloquio que siguió a la conferencia con la que inauguró ayer el nuevo ciclo del

Club Siglo XXI. «Pero lo que no puede hacer el legislador es impedir que quienes no creen que es

pecado, se divorcien.»

Ya durante la conferencia sus reflexiones progresistas sobre la hipocresía de quienes atacan el divorcio

pero obtienen costosas separaciones en el extranjero habían merecido un cerrado aplauso.

«El divorcio no ha de existir solamente cuando haya un culpable, pues muchas relaciones concluyen sin

que pueda hablarse de culpable», comentó defendiendo el divorcio por consenso.

Muy pocas horas antes el ministro Ordóñez había prometido «por mucho que trinen los conservadores de

UCD» enmiendas para agilizar los trámites de divorcio en el contexto de una ley «racional y avanzada».

Págs. 5 y 6

 

< Volver