Según el Banco Hispano Americano. 
 Hace falta un plan financiero para salir de la crisis     
 
 Informaciones.    17/01/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

SEGÚN EL BANCO HISPANO AMERICANO

Hace falta un plan financiero para salir de la crisis

MADRID, 11 (lNFORMACIONES).

EL balance de la actividad económica en 1976 no ha sido muy positivo, pero es injustificado el

exacerbado pesimismo existente al comenzar 1977, dice el ´boletín «Pulso Económico», del Servicio de

Estudios del Banco Hispano Americano. La atonía inversora, actual, sigue el boletín, se basa en un

problema de confianza, pero los problemas de confianza pueden resolverse con gran rapidez.

Por otra parte —afirma—, para poner en marcha un programa de recuperación económica a medio plazo

sería preciso definir las grandes opciones del desarrollo económico en los próximos cinco años y contar

con el apoyo de todos los sectores afectados. Pero lp realmente urgente en estos momentos es algo menos

ambicioso y bastante mas sencillo: elaborar un programa financiero para los próximos doce meses.

Este programa financiero —dice «Pulso Económico»— comportaría. una previsión del crecimiento de los

recursos monetarios en 1977 y un objetivo de reservas internacionales, que este año debiera ser modestó

La autoridad decidiría las proporciones del crédito disponible para el sector público y privado; la,

ejecución del presupuesto fiscal concretaría las previsiones respecto a los principales renglones da

financiación: Banco emisor, endeudamiento extranjero y sector privado. Por último, sería preciso que la

autoridad económica definiese los grandes rasgos de la política de la balanza de pagos partiendo" del

objetivó, previamente fijado, de reservas internacionales y de previsiones sobre la evolución de la cuenta

corriente.

Los pronósticos sobre la evolución de la economía española en 1977 son diversos. La O.C.D.E. resalta las

posibilidades de reducir la inflación a costa del crecimiento. Los peligros de esta estrategia son bien

conocidos: el Gobierno podría encontrarse con tasas de inversión negativas por tercer año consecutivo y

la estructura productiva del país no se hallarla más cerca de adecuarse a las nuevas condiciones,

económicas imperantes en el mundo.

 

< Volver