Fraga exige un acuerdo sobre el divorcio. 
 Los socialdemócratas dejarán el Gabinete si se modifica el proyecto de ley de Divorcio     
 
 El País.    11/02/1981.  Página: 11. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Los socialdemócratas dejarán el Gabinete si se modifica el proyecto de ley de Divorcio

Leopoldo Calvo Sotelo, de 54 años, fue nombrado ayer candidato a la jefatura del Gobierno por el rey

Juan Carlos, quien recibió al presidente del Congreso para comunicarle oficialmente su decisión. Calvo

Sotelo, actual vicepresidente del Gobierno en funciones, sé someterá al voto de investidura en un acto

cuya fecha fijarán hoy la Mesa y la Junta de Portavoces de la Cámara y que probablemente comenzará el

próximo día 17. Los socialdemócratas de UCD no participarán en el nuevo Gabinete si se retocan los

proyectos de ley de Divorcio y de Autonomía Universitaria. A su vez, el grupo de Fraga no votará a

Calvo Sotelo sin un acuerdo claro sobre divorcio y ley electoral.

La nominación de Calvo Sotelo era esperada en los medios políticos, desde el vacío de poder dejado el 29

de enero pasado por la dimisión de Adolfo Suárez. Existen pocas dudas de que el eje de la crisis está

constituido por la línea que adopte el nuevo Gobierno en relación con el divorcio y la autonomía

universitaria —así como por su política económica—, y en dichas cuestiones se debate la permanencia o

no ´de los socialdemócratas de UCD en el Gabinete.

Fuentes solventes de dicho sector aseguran que si Calvo Sotelo retoca o retira el proyecto de ley de

Divorcio, ya aprobado por la comisión correspondiente del Congreso y pendiente del pleno de dicha

Cámara, los socialdemócratas no formarán parte del nuevo Gabinete, aunque votarán la investidura de

Calvo Sotelo. Al parecer, esa decisión se extendería incluso a Juan Antonio García-Díez. Esta noticia se

difundió tras el almuerzo celebrado por los tres ministros socialdemócratas —Fernández Ordóñez,

González Seara y García-Díez—. Se sabe que el PSOÉ planteará en el debate correspondiente preguntas

concretas al candidato en torno a la ley de Divorcio.

En cuanto a Coalición Democrática, el portavoz de este grupo parlamentario, Manuel Fraga, anunció

anoche a un grupo de periodistas que CD no votará a favor del candidato, Leopoldo Calvo Sotelo, salvo

que en los próximos días pueda llegarse a algún acuerdo con UCD en las conversaciones que mantienen

con José Pedro Pérez-Llorca y con el propio Calvo Sotelo.

Ese acuerdo giraría en torno a un compromiso de modificación de la ley electoral, a fin de transformar

el sistema español en algo más parecido al actual modelo de la República Federal de Alemania, así como

un programa de gobierno «claro» en torno al tema del divorcio —entre otros— y a la presencia de CD en

el Gabinete. Fraga se conformaría también con la posibilidad de quedar fuera del Gabinete, pero

establecer un órgano de control para asegurar el cumplimiento de lo pactado.

Según la Constitución, Leopoldo Calvo Sotelo debe recibir la mayoría absoluta de los votos de los

diputados (176) para obtener la investidura. Caso de que no lograra esta cifra, se procedería a una segunda

votación 48 horas más tarde, en que sería suficiente la mayoría simple. La candidatura de Calvo Sotelo

fue presentada al Rey por UCD durante la ronda de consultas celebrada con los grupos parlamentarios —

en que recibió también una propuesta del PSOE para gestionar la solución de la crisis—, decidiéndose

finalmente por el primero de ellos, tras el respaldo obtenido por Calvo Sotelo, de manera tácita, en el II

Congreso.

La nominación de Calvo Sotelo fue comunicada por el Rey al presidente del Congreso, Landelino Lavilla,

en una audiencia celebrada durante la mañana de ayer. Posteriormente, el presidente del Congreso se

reunió en un almuerzo informal con los miembros de la Mesa. La sesión formal de esta última, junto con

la Junta de Portavoces, está convocada para hoy, y en ella se fijarán los detalles del acto de investidura,

que comprende la presentación del programa del candidato a jefe del Gobierno, debate y votación.

A media tarde de ayer, el Rey recibió a Leopoldo Calvo Sotelo, una vez que éste expresó a Landelino

Lavilla su aceptación del encargo real. La entrevista del candidato con el Monarca se prolongó por

espacio de cincuenta minutos. Previamente, el Rey había recibido a los representantes de los principales

grupos parlamentarios (UCD, PSOE, PCE y AP) para comunicarles su decisión.

 

< Volver