Autor: Prados de la Plaza, Luis. 
 Las municipales. 
 "Operación 30"     
 
 ABC.    03/04/1979.  Página: 15. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Las municipales

MADRID AL DÍA «OPERACIÓN 30»

IBA a decir que comienza hoy la operación de «los treinta», cuando en realidad sucede todo lo

contrario: termina la larga etapa de preparativos en busca de este objetivo difícil y necesario. Hoy

será el «sprint» final, con pocas posibilidades de rectificación, tras el recuento de votos. Muchas

meditaciones se han acumulado alrededor da la Alcaldía de Madrid. Con dos años de espera y

aplazamientos sucesivos, la Casa de la Villa ha tenida una posición difícil aun dentro del establecimiento

legal de sus protagonistas. La presencia de los candidatos ha tenido alguna dependencia en la vida

municipal y, de alguna forma, las decisiones han estado influidas por e! escaparate de contestación y su

hábil reflejo en la opinión. No se puede admitir, en modo alguno, la existencia de unas corrupciones qua

nadie ha sido capax de señalar con nombres y apellidos. Lo digo ahora, que ha finalizado la campaña

electoral y en plena jornada de reflexión. Habrá habida mejores y peores competencias. Aciertos

auténticos y gestos infantiles por miedo preelectoral. Cuestiones que tienen su importancia, y que se han

señalado con insistencia en esta misma columna, poro que no tienen nada que ver con la corrupción. Un

tiempo de campaña para captar votos basado en denuncias gratuitas demuestra todo el desconocimiento y

la irresponsabilidad de sus portavoces. Los ataques verbales y el clima de enemistad crecido durante las

últimas semanas de marzo son los detalles más lamentables de esta disposición de acudir a la «batalla» de

las municipales. Conviene olvidar este episodio cuanto antes. Ya dije, haca algún tiempo que, en pura

lógica, ios principales protagonistas de las candidaturas fuertes estaban llamados a sentarse en el mismo

salón de sesiones para decidir, juntos, la marcha de! Ayuntamiento da Madrid. Y no parece la guerra de

insultos la mejor manera da prepararse para el entendimiento democratice ¿Estamos? Pues aquí nos

vemos, con el voto en la mano, y e! sol anunciando una jornada prometedora. Hay que sacar treinta con-

cejales —que son muchos— o, en todo caso, arrimarse lo más posible .a este número para estar en

condiciones de un intento de acuerdo general, que asegure un estado mínimo de armonía para el

funcionamiento de la cosa municipal. Mal asunto seria acabar con treinta concejales que siempre pueden

inclinar por la mínima cualquier votación, en tanto oíros veintinueve leen el periódico en el salón de

sesiones o se hacen los desatendidos. No hay que olvidar que Madrid necesita un impulso fuerte de

trabajo y capacidad. No hay que olvidar que el alcalde habrá de repartir juego, no tanto atendiendo a los

dictados políticos, sino a las personas que van a formar parte de la Corporación municipal. Pienso yo que

en la operación de «los treinta» —que no es número presumible en una sola candidatura— tendrá que

haber mucho consenso. Et voto da hoy ea fundamental, penque sitúa la composición definitiva de loa

protagonistas. Pero, luego, tendremos qua asistir a una política de pasillos e intercambios do promesas.

Luis PRADOS DE LA PLAZA.

 

< Volver