Los concejales consultarán con las direcciones de sus respectivos partidos. 
 La revisión de los pactos sitúa a PSOE y PCE al borde de la ruptura     
 
 ABC.    17/01/1982.  Página: 21. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

DOMINGO 17-1-82

LOCAL

A B C / 21

Los concejales consultarán con las direcciones de sus respectivos partidos

La revisión de los pactos sitúa a PSOE y PCE al borde de la ruptura

MADRID. Las negociaciones entre PSOE y PCE para redistribuir las competencias municipales entre los

concejales de uno y otro, partido llegaron ayer a un punto próximo a la ruptura, al rechazar de forma

tajante los representantes comunistas la pretensión del PSOE de asumir algunas áreas que hasta ahora

eran gestionadas por los concejales expulsados del partido.

Los socialistas, decididos a asumir ios competencias sobre urbanismo

Como ya hemos informado en ocasiones anteriores, los socialistas consideran que para mantener el nivel

de eficacia de ia gestión municipal es preciso proceder a un replanteamiento de los pactos adecuándolos a

los firmados entre los dos partidos con carácter nacional. Esto supondría que ios nuevos concejales del

PCE no pasarían a ocupar los puestos dejados vacantes por sus antecesores, sino que, por el contrario, se

les buscaría el encaje más adecuado. En consecuencia, los comunistas perderían las áreas de Urbanismo y

Circulación, esta última absorbida por la Delegación de Seguridad y Policía Municipal. El PCE

conservaría, dé acuerdo con esta propuesta, las competencias en Educación y Sanidad y, probablemente,

la primera "tenencia de Alcaldía, así como las presidencias de Juntas Municipales.

DEFENSA DE LOS PACTOS

Frente a estas pretensiones de los representantes socialistas, el PCE acudió a la reunión con la firme

decisión de defender los pactos municipales tal como están configurados en la actualidad, sin ceder

ninguna de las competencias que ya tienen atribuidas. Los comunistas rechazaron de plano las

argumentaciones del PSOE, en virtud de las cuales se señalaba la conveniencia de proceder a esa

redistribución de competencias. Durante las negociaciones el PSOE flexibilizó su propuesta admitiendo

que Circulación y Transportes quedara en manos comunistas, pero mantuvo sus pretensiones sobre

Urbanismo.

AL BORDE DE LA RUPTURA

A última hora de la mañana las posturas entre los miembros de uno y otro partido continuaban siendo

radicalmente opuestas y las negociaciones. estaban casi al borde de la ruptura, aunque las conversaciones

continuarán mañana, lunes. En cualquier caso, y ante la situación dé tensión, parece ser que tanto los

concejales del PSOE como los del PCE consultarán el tema con las direcciones de sus respectivos

partidos, dadas las consecuencias políticas que pueden derivarse de esa ruptura. Por otro lado, algunos

miembros del PCE han planteado la posibilidad de que una disminución de sus competencias en el

Ayuntamiento de Madrid vaya, acompañada de una reconsideración del apoyo que los comunistas vienen

prestando al alcalde, Enrique Tierno Galván, aunque otros se muestran contrarios a esa reacción.

LA CRISIS SIGUE ABIERTA

Con una cosa y otra, las crisis del Partido Comunista y del Ayuntamiento de Madrid continúan abiertas, a

pesar de que la expedición de las credenciales a los nuevos concejales parecía indicar que la situación del

Ayuntamiento iba a recobrar la normalidad. Para mañana, lunes, está previsto que se reciba en el

Ayuntamiento la comunicación oficial, de la Junta Electoral y la convocatoria de un Pleno extraordinario,

en el que la Corporación quedaría enterada dejas sustituciones. Igualmente se pensaba que a ese Pleno

extraordinario, que probablemente se celebrará el próximo viernes, día 22, podría presentarse la nueva

distribución de competencias. Pero tal como se platean las negociaciones en estos momentos, la

proclamación de los nuevos concejales no pondrá fin a la crisis municipal. Por su parte, los cargos

públicos comunistas de Madrid y su provincia, que habían presentado su dimisión en solidaridad con los

expulsados, mantienen su obsesión de cpnti-, nuar la lucha política en el interior del partido, una vez que

con su dimisión favorecen una mayor estabilidad en el gobierno municipal, evitando que se mantenga una

situación de crisis larvada.

 

< Volver