Autor: Prados de la Plaza, Luis. 
 Las municipales. 
 Honradez     
 
 ABC.    25/03/1979.  Página: 16. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

MADRID AL DIA

HONRADEZ

LA novedad —no menos, por esperada— se contiene en e) real decreto por el que se dictan hormas para

la constitución de fas Corporaciones Locales. Ya no hay lagunas. La semana finaliza con ia aparición de

estas disposiciones, que se refieren al juego mecánico a practicar inmediatamente después de conocidos

los resultados de las urnas. Este será el relevo, con las cuentas, las justificaciones y el inventario de lo que

se traspasa. Por lo demás, [a primera semana de la primavera no ha mostrado transformación alguna, ni

siquiera en la situación climática. Todo sigue igual, incluso la monótona y cansina campaña de las

municipales. Se observa mayor esfuerzo desde los medios informativos que desde los propios cuarteles

generales de los partidos. No hay mucha y, desde luego, nada brillante Imaginación. En la recta final de la

campaña habrá que ofrecer alguna cosa más concreta. Pese a la importancia de! sufragio estamos

viviendo unas vísperas de elecciones sin la menor garra y, muchas veces, de espaldas a la ética.

Voy a concretar con un ejemplo, aunque acaso sería justo comenzar por reconocer que casi todos los

participantes inciden en el mismo defecto. El Partido Socialista Obrero Español, sin embargo, ha ido más

allá de lo que hasta ahora se había enseñado. Recojo los tres puntos de un anuncio publicitario, insertado

bajo un título general («PSOE informa»} que debiera obligar a mejor estilo y justeza. Se advierte por

(leíante que estos textos publicitarios han sido rechazados por - determinadas emisoras. Y luego se para

«a informar»:

• Para barrer de una vez la corrupción y la incompetencia de! Ayuntamiento. Vota Tierno Gaíván.

• Para que Madrid tenga un alcalde honrado, que ya va siendo hora. Vota Tierno Galván.

• Para ellos Madrid no es una ciudad, es un gran negocio. Vota honradez. Vota Tierno Galván.

Como primera reflexión, se echa mucho úe menos la existencia de un comité de disciplina que aplique la

honradez en todos sus extremos. He aquí un ejemplo de lo que descalifica. He aquí la incompetencia

misma y ta demagogia llevada a unos limites increíbles para los tiempos y las circunstancias que vivimos.

En menos palabras, me parece a mí, no se puede plasmar el intento de convencer a los madrileños para

que no voten a Tierno Galván. Salvo que el candidato del PSOE —tan moderado y tan intelectual en sus

apariciones personales— rectifique inmediatamente estos desafortunados y mentirosos textos

publicitarios, pagados por su partido, no me es posible moderar el juicio. Ni es estilo, ni son maneras, ni

tiene base cierla este gratuito ataque a los hombres que han trabajado en el Ayuntamiento de Madrid.

Desde la falacia, mal se pueden merecer unos votos. Aparte de que la honradez no es una carta de

presentación, sino una forma de comportamiento que obliga y al que se obliga a todos, se recomienda, no

obstante, a todos aquellos que se empeñen en predicar con la honradez por delante, que no olviden

primero mirarse a ta cara. Luis PRADOS DE LA PLAZA.

 

< Volver