El debate sobre el divorcio. 
 Dos cardenales insisten en la indisolubilidad del matrimonio     
 
 El País.    12/02/1981.  Página: 14. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Dos cardenales insisten en la indisolubilidad del matrimonio

El cardenal primado Marcelo González, y el cardenal arzobispo de Sevilla, José María Bueno Monreal,

han insistido en la tesis de que el matrimonio es indisoluble incluso para los no creyentes. González, en

una homilía publicada en el Boletín del Arzobispado de Toledo, dice que «no hay ningún poder en la

tierra con facultad moral para disolver un matrimonio válido, sea o no sacramento» y opina que «afirmar

esto no es faltar al respeto ni declararse beligerante contra nadie».

Para apoyar sus afirmaciones, el primado de Toledo acude a la ley natural, «puesta en la condición de la

naturaleza humana desde que el Creador creó al ser humano hombre y mujer».

Bueno Monreal ataca directamente el proyecto de ley de Divorcio dictaminado por la Comisión de

Justicia del Congreso y dice que «introduce una agravación desorbitante, que deja la estabilidad de la

familia a merced de las veleidades o de los arrebatos de los esposos por el divorcio consensual». Reitera

que la indisolubilidad «se refiere a todo matrimonio y no sólo al contraído entre católicos».

El comité de Vigo de las Juventudes de UCD ha criticado el documento de los obispos sobre el divorcio

en un comunicado en el que dicen que, de tratarse de una injerencia en los asuntos del Estado, habría que

recordarles que el pueblo español ha aprobado por abrumadora mayoría la Constitución, donde se recoge

que ninguna confesión tendrá carácter estatal.

 

< Volver