Autor: Marlasca, Manuel E.. 
   Duro ataque de Arespacochaga a UCD     
 
 Pueblo.    24/11/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

Duro ataque de Arespacochaga a UCD

"El alcaide de Madrid no se debe a ningún partido, ni siquiera al que está en el Gobierno"

"Si considerara procedente mi sustitución sería recibida no sin alivio"

MADRID (PUEBLO, por Manuel E. MARLASCA). — Con un tremendo ataque a la Unión de Centro

Democrático, el alcalde de Madrid, Juan de Arespacochaga, ha contestado á la primera pregunta que se le

ha hecho en la rueda de Prensa de hoy, y que, obviamente, tenía como tema los insistentes rumores sobre

su inmediato relevo al frente de la Alcaldía de Madrid. «Los personajillos más o menos inéditos de las

directivas de los partidos políticos tienen una extraordinaria rapacidad», dijo Juan de Arespacochaga

como comienzo de tina larga declara-ción en la que no dejaría títere con cabeza de la coalición centrista,

extendiendo su durísimo ataque a los par. tidos a la izquierda del PCE y, de forma más suave, al PSOE.

«Tengo que decirles que me mantengo como alcalde de Madrid por una exclusiva razón de servicio. Y es

inútil intentar explicar esto a quien no entienda una postura, que indudablemente está caída en desuso. Por

otra parte, el alcalde de Madrid no se debe a ningún partido, ni siquiera al que. está en el Gobierno, su

puesto. La presencia del alcalde y su equipo en estos momentos, y no sólo en Madrid,, sino en cualquiera

de los miles de municipios españoles, conlleva muchas más cargas que satisfacciones, muchas más

amarguras que ilusiones. Es injusto y deplorable que el nerviosismo de los partidos ante la proximidad de

las elecciones impida cualquier reconocímiento imparcial de nuestra actividad.? Seguidamente, Juan de

Arespacochaga, sin forzar ni siquiera el tono de voz, realizó el más duro ataqué que el periodista recuerda

contra la Unión de Centro Democrático, hecho desde un puesto oficial: «La UCD debiera pensar más en

convencer 41 electorado de la posibilidad de su programa y menos en lograr un puesto por el que se le

acuse de mediatizar un resultado electoral, aunque no fuera cierto. Como queda dicho antes, también el

PSOE fue objeto de tratamiento por Arespacochaga: «El PSOE puede acudir al leal ofrecimiento del

Ayuntamiento de intervenir en debates públicos junto con la Prensa, en lugar de publicar notas

tendenciosas y arrogantes de crítica municipal. Y todo esto por citar sólo a las dos formaciones políticas

mayoritarias, pues salvo alguna singular excepción, los partidos o representaciones creo que deberían

moderar las críticas al Ayuntamiento, que se producen de manera tanto más inconvenientemente

inadecuada cuanto menor es el número de sus representados.» Finalizó el alcaide de Madrid sus palabras

pidiendo a los partidos políticos ya la opinión pública que «nos dejen trabajar con tranquilidad». Y añadió

que el Ayuntamiento agradece las pruebas que ha tenido de ayuda por parte del Gobierno, y que por su

parte, «si considera procedente mi sustitución, sería recibida no sin alivio».

 

< Volver