Autor: Pablo, F. L. De. 
   Las municipales van a ser aceleradas al máximo     
 
 Ya.    18/09/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 13. 

LA SEMANA POLÍTICA

LAS MUNICIPALES VAN A SER ACELERADAS AL MÁXIMO

Se quiere para ellas un mayor control electoral por parte de los jueces

Todavía no doy resultados oficiales definitivos de las elecciones del 15 de junio

El Gobierno pretende que la amnistía seo una decisión parlamentaria

MADRID

(Crónica política de Logos, por F. L. de Pablo.)

Decididamente, «1 Senado está dando muestras de ser una Camará más seria que el Congreso. Ya tiene

preparada sil regiamente para debate.. Apenas si ofrece novedades que destacar, salvo las de las

relaciones con el Ejécutivo, al que directamente los senadores, sin permiso de su portavoz de grupo,

podrán interpelar y hacer ruegos y preguntes o presentar proposiciones no de ley. Se agiliza bastante el

debate pasando los asuntos, en la mayoría de los casos, directamente al pleno. No se regula todavía

ningún tipo de voto de censura, aunque el grupo socialista intentará introducirlos; se arbitra un

procedimiento para el debate de la política exterior, que permita una mayor intervención que hasta, ahora,

y sé prevé que el proyectó institucional pase, sin necesidad de ponencia, directamente a la comisión,

cuando lo remita el Congreso, las debates d» tas comisiónes estarán abiertos a la prensa. La alta Cámara

no parece dispuesta a ser una remora en el proceso legislativo.

El Congreso

El Congreso, por el contrario, parece que no tiene más horizonte que el de ofrecer veladas de alta

confrontación dialéctica para satisfacer 1a vanidad de la clase política madrileña, que ya se disputa el

acceso a sus tribunas, como o a las corridas de San Isidro. Porque entre el desenfado de los atuendos, la

irrupción d«l público en el hemiciclo y la tribuna de prensa, perturbando e1 trabajo de diputados y

periodistas, y el jaleamiento con que "el respetable" saluda o abuchea las aceradas faenas dialécticas de

los oradores de tumo, ee advierte un clima más de convención, de "juego de pelota", que de Congreso.

Menos mal que tos ponentes de la Constitución parece que están trabajando más en serio, y ya llevan

cuarenta artículos redactados. Aparte de que el Gobierno haya demostrado que admite normalmente «1

control parlamentario hasta que la Constitución regule el mecanismo de los votos de censura y confianza,

el pleno (Jell Congreso de esta semana ha servido para que los grupos parlamentarios admitan que, con su

actuación, están dando lugar a un cierto desencanto ´democrático en el pueblo, que observa cómo sus

diputados se dedican a alancear fantasmas, revisando el pasado, y anteponen los intereses de partido a Ja

resolución de los problemas - reales para los que recibieron el mandato del pueblo. El pleno ha

demostrado que «1 Gobierno tiene que asegurar mejor la unidad de su partido y, sobre todo, los votos que

pacta con otras minorías, a fin de garantizarse la mayoría en votaciones más decisivas que han de venir.

Los siete votos apalabrados con la minoría vasco-catalana funcionaron a medias. La imagen del partido

de la oposición no salió bien parada del pleno. Aunque todos votaron a una, el señor González apenas

pudo mantener disciplinadas a sus huestes. Provocando este tipo de confrontaciones, que más se dirigen a

revisar el pasado que a construir el futuro, no es como el PSOE va a ganarse la imagen de credibilidad y

responsabilidad que le configuran como una seria y asu-mible alternativa de poder.

Las municipales

Es falaz el argumento de que« había que "cargarse" al señor Martín Villa porque puede manípular las

elecciones municipales, cuantió el control electoral está justicialteado. Así ocurrió el 15 de junio. Por

cierto que todavía la Junta Central del Censo no ha proclamado los resultados electorales definitivo». Si

aquellos resultados hubieran sido maneja-ds, no habrían ocupado los escaños muchos de los qué- hoy . «e

«tenían en ellos. Precisamente uno de los temas que se preparan de cara a Jas municipales es el de apurar

todavía más el control electoral por, los jueces, tanto en el proceso de escrutinio como en el de la

anticipación Informativa. Así se evitaría las reticencia que surgieron a costa del retraso en la aportación

de dato» provisionales fiables en las elecciones del 15 de junio. Pero hay otros temas que resolver antes

de convocar las municipales, que, se nos informa, van a ser acelerada»,al máximo. Por ejemplo, la

presentación de las Diputaciones, en relación con ios nuevos regímenes regionales autonómicos. .Quizá

las decisiones que se ultiman estos días sobre la Generalitat provisional de Cataluña sirvan—si los socia-

listas no se empeñan en boicotearlas—de valioso Precedenté para resolver ése "problema. Ya dijo el

viernes el ministro de las Regiones, señor Clavero, q«e las Diputaciones serán la plataforma

administrativa y técnica de los regímenes autonómicos. Si ese tema es complicado de resolver en.

Cataluña, mayores dificultades ofrece en el País Vasco, por las discrepancias eir torno « su delimitación

geográfica. Parece, sin embargo, que las fuerzas políticas vascas están llegando a un acuerdo, lo qué

permitirá al Gobierno, a través del contacto qué él señor Clavero va a mantener esta semana con la

Asamblea de parlamentarios vascos, iniciar unas negociaciones para un rápido reconocimiento de estos

regímenes preautonómicos.

Amnistía

La buena disposición del Gobierno para acoger la propuesta de amnistía formulada por ej PNV puede

contribuir a despejar el envenenado ambiente en que se desenvolvían las relaciones entre la clase política

vasca y| el poder central. El Gobierno está decidido a dar una amnistía o indulto qué acabe con ese

instrumento de provocación política, pero i o desea asumir en solitario tan grave decisión, cuyas

consecuencia^ y derivaciones pueden resultar peligrosas. Según nuestras noticias, el Gobierno desearía

que fuera uua decisión parlamentaria, que implique a todas las fuerzas políticas. Bien la proposición del

PNV o cualquier otra podrían ser discutidas en el Congreso por la vía de un pleno de urgencia y dictada

como ley, o bien a nivel de la Comisión de Urgencia d« ambas Cámaras, si todos los grupos

parlamentarios están dispuestos a pactar un decreto-ley que permita, como pide el PNV, una "aplicación

inmediata" de la amnistía. Las dos cuestiones a dilucidar son la fecha límite: ó 15 de diciembre ^ 16 de

junio; no la de entrada en vigor, porque daría lagar a-una inseguridad juríddca permanente, ya. que dentro

d« uno» meses se -podría solicitar otra norma para amnistiar o indultar los delitos cometidas hasta

entonces. Han de poneisfi d« acuerdo sobre esas dos fechas básicas y .simbólicas en lae cjue, el pueblo

recuperó su soberanía. La del 15 de junio parece Ja más acertada. ´El otro tema son las exclusiones. No se

puede, según medio gubernativos, amnistiar al Grapo, "que todavía no sabemos quién és, y arriesgarnos a

que al (lía-siguiente de liberarlos convoquen a una rueda dé prensa para ufa-nárísé de sus crimenes", nos

comentan. En cambio, parece :que los extrañados vascos el quedarían amnistiados, según los estu: dios

que se llevan a cabo. Los riesgos que comporta 1* decisión no pueden ser asumidos en solitario por: el

Gobierno porque podría ponerse en peligro todo el balbuciente sistema democrático y añadiría factores

d« IneistablHdaa »superior*es ft loe qü« yia, se registran cada día, « cuenta de la, todavía no domesticada

crisis económica. Es una decisión jurídica «ufe, de existir, podría ser llevada *1 control de. legalidad, del

Tribunal de, Garantías Constitucionales, aludida por el ´ministro de Justicia, señor Lavilla, uno de loe po-

co» políticos jóvenes que tiene ideas sobre el Estado, cuya frialdad y serenidad están siendo muy útiles

para encontrar formulas jurídica: con las qué superar las contradicciones- en las qtte ee viene realizando

el proceso de reforma desde la legalidad. También al señor Lavilla le corresponde encontrar, por tercera

vez, aunque en esta ocasión sea pactada por los grupos políticos, Ja fórmula jurídica que separe

definitivamente el pasado del futuro, no avive enfrentamientos entre españoles y contribuya a la auténtica

reconciliación nacional.

 

< Volver