Autor: Leal, Julián. 
 Elecciones 1979. El terrorismo no debe ser tema de campaña. 
 Carrillo destaca el clima de decepción existente     
 
 El País.    08/02/1979.  Página: 11. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

EL PAÍS, jueves 8 de febrero de 1979

"El terrorismo no debe ser tema de campaña"

Carrillo destaca el clima de decepción existente

JULIÁN LEAL, Badajoz

El secretario general del Partido Comunista de España (PCE), Santiago Carrillo, dijo ayer, en Badajoz,

que estas elecciones iban a desarrollarse dentro de un clima de conflictividad laboral derivada de la

circunstancia de que es precisamente en esta fecha en la que vencen la mayoría de los convenios de los

trabajadores. Para evitar esto, el Partido Comunista hizo una propuesta que no fue tenida en cuenta, quizá

porque el Gobierno sabe que unas elecciones entre tensiones laborales es probable que le favorezcan.

Para el señor Carrillo, la diferencia que existe entre estas elecciones y las del 15 de junio de 1977 es que a

aquéllas se llegaba con más esperanza y también con más temor.

Estas elecciones se desarrollarán dentro de un clima de decepción, creado por el poco fruto que a lo largo

de estos dos años se ha logrado. No obstante, piensan salir más favorecidos electoralmente una vez que el

Partido Comunista ha conseguido esa imagen de partido activo, colaborador y responsable que ha hecho

sacudir el temor que existía en el 15 de junio.

Respecto a la ausencia en las candidaturas socialistas de personas pertenecientes al ala izquierda del

partido, el señor Carrillo manifestó que si él fuera socialista estaría hoy inquieto por la orientación

socialdemócrata que la dirección está dando al PSOE, fomentada por la socialdemocracia europea, que él

interpreta como una clara injerencia en los asuntos internos de un país. «Aquí —dijo— todo et mundo

quiere meter la mano, y en este caso, además de la mano, quiere meter el dinero.»

Uno de los eslóganes que el Partido Comunista predica en su propaganda es la erradicación del terrorismo

con el voto comunista. Respecto a ello, el señor Carrillo dijo que la solución del problema del terrorismo

depende de quién debe ejercer el mando en las fuerzas del orden público y de las fuerzas sociales que

deben movilizarse contra el terrorismo.

Sobre este punto dijo que el Gobierno está más preocupado por ganar las elecciones que por poner fin al

terrorismo. Incluso del tema la UCD está sacando astillas electoralistas, poniendo por ejemplo el reciente

debate televisivo sobre el terrorismo, que para él fue un panel electoralista y una de las manipulaciones

más escandalosas y fraudulentas de cuantas hasta ahora se han hecho a través de la televisión. «No es

lícito jugar con la sangre de los que están cayendo para ganar las elecciones», dijo al respecto, añadiendo

que este tema debía ser soslayado en estas elecciones.

 

< Volver