Elecciones 79. Abrió la campaña en Madrid. 
 Fontán proyectó una visión liberal del programa de UCD     
 
 ABC.    08/02/1979.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

ABRIÓ LA CAMPAÑA EN MADRID

FONTAN PROYECTO UNA VISION LIBERAL DEL PROGRAMA DE UCD

Madrid. (De nuestra Redacción.) Antonio Fontán inauguró ayer la campaña electoral de UCD de Madrid,

resaltando la visión liberal que de la sociedad tiene el partido del Gobierno, tanto en materia económica

como en cuestión de derechos individuales. Más que un mitin propiamente dicho, el acto en el que

intervino fue, según sus propias palabras, «una reunión electoral». Asistieron un centenar de personas,

militantes en su mayoría de la UCD.

La primera parte de su intervención incluyó un recuerdo de los tiempos en que Potan dirigió «aquel

periódico que se llamaba precisamente "Madrid"». El hasta ahora presidente del Senado recordó la

«incómoda política de la marginalidad a la que nos veíamos sometidos los que desde perspectivas

liberales, democráticas y monárquicas queríamos un futuro para España que se parece bastante a la

realidad política presente».

«Queríamos un país habitable para todos los españoles y hemos abierto un hogar nacional para todos los

españoles», comentó. Desarrollando esta línea argumental, Fontán enlazó con la Idea del «dicho y hecho»

que constituye la médula de la primera fase de la campaña centrista. «Por primera vez desde 1808, éste es

un país sin exiliados ni presos políticas, en el que nadie corre ningún riesgo por la libre expresión de sus

Ideas. Esto ha sido fundamentalmente obra de UCD.»

«DESENCANTO».—En el capítulo de las promesas cumplidas, Fontán subrayó de forma especial la

elaboración de una Constitución en la que nadie se sienta excluido, y la drástica reducción de la inflación.

A pesar de estos y otros logros reconoció que, sin embargo, «el fantasma del desencanto circula entre los

espíritus». A continuación analizó los problemas del terrorismo y el paro, explicando que son de hecho

los mismos que afectan a las sociedades occidentales similares a la nuestra.

Refiriéndose a los sondeos de opinión, Fontán hizo una valoración optimista de las actuales expectativas

de UCD. Señaló que mientras a estas alturas de la campaña sólo un 12 por 100 de los electores se habían

decantado en 1977 por el centro, «en estos momentos un 20 por 100 de los ciudadanos tienen ya su voto

moral y políticamente comprometido con nosotros». «Por lo tanto —añadió— nuestro punto de partida

preelectoral es satisfactorio.»

«CONVICCIÓN». — Más adelante habló del programa económico de su partido. Fue en esta fase en la

que salió a relucir su interpretación liberal por excelencia del programa centrista. Así explicó que «no

queremos que sea el Estado quien tenga que atender a las necesidades nacionales mediante montajes

gigantescos. Lo que pretendemos es la movilización de todos los recursos del país, a partir de la iniciativa

Individual.» Fontán añadió que este criterio es. de hecho, el rasgo que por excelencia les distingue del

PSOE. Fue su única alusión crítica a los socialistas, en un contexto de absoluta moderación y mesura:

«Somos un partido político serio y tratamos de Incitar más por la convicción que por el entusiasmo»,

comentaría.

La última parte de su intervención estuvo destinada a resaltar cómo la seguridad económica y la seguridad

ciudadana son dos de los ollares básicos del programa centrista. "En el primer nivel señaló cómo la lucha

contra la Inflación continúa siendo la prioridad de prioridades, y en el segundo resaltó la importancia del

«orden público democrático».

 

< Volver