Elecciones 1979. Santiago Carrillo, en Sevilla y en las islas Canarias. 
 Réplica comunista al documento de los obispos y ataques a la política del PSOE     
 
 El País.    13/02/1979.  Página: 16. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

EL PAÍS, martes 13 de febrero de 1979

Santiago Carrillo, en Sevilla y en las islas Canarias

Réplica comunista al documento de los obispos y ataques a la política del PSOE

Una dura réplica al documento de los obispos y un fuerte ataque a UCD y al PSOE constituyeron los

puntos más destacados del mitin pronunciado el domingo en Sevilla por Santiago Carrillo, secretario

general del PCE, ante unas 7.000 personas, EL secretario general del PCE marchó al día siguiente, lunes,

a las islas Canarias para continuar su gira electoral.

En Sevilla, Santiago Carrillo, después de calificar de «escandalosa indecencia» la utilización que el

Gobierno viene haciendo de TVE, señaló que «los 1.200.000 parados es un tema más importante que el

divorcio y merecía mayor atención por parte de una Iglesia que quisiera estar unida a su pueblo» y que

«es absurdo plantearse el problema de la escuela pública y la escuela privada, cuando la Constitución

consagra la libertad de enseñanza que permitirá a la Iglesia fundar todas las escuelas que quiera».

En relación con el desencanto popular, el líder comunista, según informa nuestro corresponsal en Sevilla,

José Aguilar, consideró que los culpables son UCD y el PSOE, a partes iguales, por haberse negado a

formar un Gobierno de concentración o uno de coalición, como propusieron los comunistas el día después

de las elecciones. «Suárez sabe muy bien que el 2 de marzo no podrá gobernar sino en coalición»,

concluyó.

En Las Palmas, Santiago Carrillo participó en un acto electoral celebrado en un cine dé esta capital. Con

anterioridad, el líder comunista manifestó a los periodistas que su partido contará muy pronto con

ministros en el Gobierno, aunque no quiso precisar cuándo. En el acto electoral, Santiago Carrillo aseguró

que su partido confía mejorar los resultados electorales obtenidos en junio de 1977. Manifestó también

que el PCE se opondrá a la instalación de una base militar en el archipiélago canario. Más tarde, en

Arrecife de Lanzarote, el líder comunista añadió que uno de los grandes errores ha sido no solucionar el

problema del Sahara y dejar el territorio en manos de Marruecos y Mauritania, de forma que se está

fomentando una guerra interna que está arruinando la economía de la flota pesquera canaria. Por su parte,

Ramón Tamames, número cuatro del PCE por Madrid y candidato de este partido a la alcaldía de la

capital de España, manifestó el domingo en Murcia, ante unas 1.500 personas, que UCD dice que quiere

alcanzar una mayoría que le permita gobernar sola, lo cual quiere decir que va a gobernar en compañía de

las multinacionales. En otro momento del mitin, el señor Tamames, según informa nuestro corresponsal

en Murcia, Gerardo Aguilar, se lamentó de que el PSOE no haya querido coaligarse con los comunistas

de cara a las elecciones, opinando que los socialistas buscan gobernar de acuerdo con las normas

burguesas de un compror miso con los partidos capitalistas.

En Barcelona, el presidente del Partido Socialista Unificado de Cataluña (PSUC), Gregorio López

Raimundo, manifestó a Europa Press que «para los comunistas las elecciones del I dé marzo tienen´la

singularidad que no las queríamos en este momento». «Queríamos, sí —añadió—, un Gobierno fuerte,

con mayoría parlamentaria, capaz de gobernar con amplio apoyo popular, que, con la correlación de

fuerzas existentes en nuestro país, sólo podía ser un Gobierno de concentración democrática o un

Gobierno de coalición UCD-PSOE.» El presidente del PSUC aconsejó «votar comunista, única fuerza

suficientemente responsable para dejar de lado los intereses partidistas y dar prioridad a los del país».

 

< Volver