Elecciones 79. José María de Areilza, en Las Palmas. 
 En los problemas canarios pesa más la opinión de Argel que la de las propias islas     
 
 ABC.    16/02/1979.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Elecciones

JOSÉ MARÍA DE AREILZA, EN LAS PALMAS «EN LOS PROBLEMAS CANARIOS PESA MAS

LA OPINIÓN DE ARGEL QUE LA DE LAS PROPIAS ISLAS»

Los muchos y vitales intereses de la Patria española que se compendian en la realidad canaria fueron

abordados el jueves en Las Palmas por el candidato da Coalición Democrática José María de Areilza.

«Las Islas Canarias —dijo— son el más sensible eslabón del cuerpo de España, las adelantadas del

Atlántico. Por eso deben ser objetivo prioritario en cualquier programa de Gobierno.»

El señor Areilza razonó puntualmente sobre cada una de las cuestiones capitales a las que el archipiélago

se enfrenta, y bosquejó el cuadro de soluciones que 1e son necesarias a las islas. En el componente crítico

de su disertación afirmó que «las Canarias han sido olvidadas o manipuladas por electoralismos de

urgencia», denunciando de seguido la falta de protección de la flota pesquera, cuya magnitud, precisó,

«raya en lo inverosímil». Más adelante, y en esta misma concreta denuncia, diría que «aquí han sido

ametrallados unos tripulantes de pesqueros canarios, y meses después, el Gobierno sigue callado, por

omisión de las responsabilidades que le corresponden, o por no menos culpable negligencia».

Aunque más adelante se referiría a los Imperativos de modernizar con seriedad y rigor, sin concesiones al

aplauso electoral. las estructuras económicas del Archipiélago, el señor Areilza, en lo tocante a las

tensiones geopolíticas que baten directamente contra aquella parte de España, señaló que «en los

problemas canarios pesa más la opinión de Argel o de otros países africanos que la de laá propias Islas».

Y en esa misma línea de denuncia de las pasividades, Inhibiciones y torpezas cometidas con las Canarias

durante el «bienio de la frivolidad y el consenso», el candidato de Coalición Democrática advirtió del

grave peligro en que todo ello se ha resuelto para los Intereses y la seguridad de España, pues la ofensiva

diplomática y terrorista contra la españolidad de las Canarios no tenía otro objetivo final que imponernos

el vasallaje de una neutralización internacional y geopolítica, en 1* que el archipiélago canario sería la

mea preciada prenda. «España —insistió el señor Areilza— no debe ser neutral en esta hora difícil del

mundo. Y las Canarias, trozo esencial de España, tampoco.»

A este acto, celebrado en un cine, asistieron ochocientas personas.

 

< Volver