Carta cristiana del cardenal Tarancón. 
 El divorcio, un tema que necesita reflexión serena y profunda     
 
 Informaciones.    24/06/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

CARTA CRISTIANA DEL CARDENAL TARANCON

El divorcio, un tema que necesita reflexión, serena y profunda

MADRID, 24 (INFORMACIONES).

EL divorcio: un problema que no puede abordarse fríamente» es el título de la «Carta Cristiana» que,

firmada por el cardenal Tarancón, aparece en el numero de ésta-semana de «Iglesia en Madrid». Don

Vicente Enrique y Tarancón comienza su exposición analizando el magisterio de la experiencia en el

desarrollo de la vida humana, «experiencia —dice-— que puede ponernos de relieve las ventajas o los

inconvenientes que de verdad se siguen de algunas . decisiones que podrían parecer intrascendentes».

«¿Quién no se conmueve ante tantos matrimonios fracasados y ante tantas tragedias familiares? —dice

más adelante—. ¿Quién no querría ayudar eficazmente a tantos hermanos que se sienten fracasados en la

vida porque se consideran tratados inhumanamente al no permitírseles una rectificación de un fracaso que

es irreversible? Pero se trata de una cuestión tan fundamental que no puede solucionarse, con el corazón.

Aunque se diga que el corazón tiene razones que la cabeza no acaba de entender, es la reflexión la que

debe impulsarnos a buscar una solución adecuada, la mejor para el bien de la sociedad.»

El arzobispo de Madrid señala que la legislación eclesiástica sobre el matrimonio «debe operar siempre

sobre la realidad de un sacramento que tiene sus peculiares exigencias». La carta prosigue afirmando que

«¡un paso necesario es irreversible la flexibilización de la indisolubilidad del matrimonio. Lo normal —

añade— es que el portillo se vaya haciendo cada día mayor porque son muchas las realidades que

presionan».

 

< Volver