Autor: Osorio García, Alfonso. 
   El error del voto útil     
 
 El País.    17/02/1979.  Página: 16. Páginas: 1. Párrafos: 18. 

Elecciones 1979

TRIBUNA ELECTORAL

®ewürddvoto útil

ALFONSO OSORIO Coalición Democrática

Imitando el^ovimiento dejas olas del mar, murmullo teas mur´nfúilo, una llamada .telefónica detrás de

otra, los hombres y mujeres de Unión de Centro Democrático están pidiendo el voto para el 1 de marzo,

lo cual es plenamente legitimo, utilizando, sin embargo, con los indecisos del centro-derecha y déla

derecha un argumento falso, lo que ya no es tan lícito.

El citado, argumentó lo formulan así: «Hay que evitar que en las próximas elecciones triunfe el Partido

.Socialista. Para ello, debéis comprender que es necesario apoyar, aunque no os guste, a Unión de Centro

Democrático, sumándole votos y, en consecuencia, abandonar a Coalición Democrática, aunque estéis

identificados o próximos a ella, porque el voto a ésta es un voto perdido.» - Este argumento electoralista

es falso porque se está utilizando en un sistema electoral de representación proporcional, como el

actualmente vigente en España, siendo así que sólo es aplicable en los sistemas de representación

mayoritaria.

Maurice Duverger, uño de los más destacados expertos del mundo en política y sociología, dice en su

Sociología política que: «... la brutalidad del escrutinio mayoritario obliga a las tendencias vecinas a

reagruparse, so pena de ser aplastadas. Supongamos —sigue diciendo— una circunscripción donde

100.000 electores moderados se oponen a 80.000 electores comunistas. Si los moderados se

hallan divididos en dos partidos, el candidato comunista puede ser elegido en el caso de que sus ad-

versarios moderados tengan más de 20.000 sufragios».

Por ello, en este escrutinio o en el siguiente, en el caso de doble vuelta, «las dos tendencias moderadas

tenderán, naturalmente; a unirse», para evitar el triunfó del candidato radical. Esto es lo que sucede en

Inglaterra y en Francia.

Pero, como sigue señalando el mismo Maurice Duverger, «... en un sistema de representación pro-

porcional la situación es completamente diferente, porque el principio mismo de la represenación

proporcional se basa en que puedan todos obtener su justa representación, incluso las varias ramas de

opinión de la misma familia separadas únicamente por matices». De aquí que, con este sistema, lo normal

es que ningún partido obtenga la mayoría absoluta y que, por tanto, sea obligado casi siempre a gobernar

en coalición. Son los casos de Bélgica, Holanda o Alemania.

El primer comentario ante todo esto es que, en un sistema de representación proporcional, el voto más útil

es el voto más real: el que cada uno otorga de acuerdo con sus convicciones.

Sólo así se impiden los fraudes en la interpretación del voto.

Sólo así se evita, por ejemplo, que con votos de derecha o de centro-derecha se haga política de centro-

izquierda o viceversa.

El segundo comentario es que quienes utilizan el tema del voto útil para beneficiar a un partido —en este

caso Unión de Centro Democrático—, dentro de un sistema de representación proporcional, o son

ignorantes —lo que es hasta lógico en un sistema tan complejo— o tienen segundas intenciones, como

puede ser, por ejemplo, preparar el camino para un Gobierno con el Partido Socialista.

Para demostrar la validez de estas afirmaciones tomemos como ejemplo dos provincias que en las ;

elecciones del 15 de junio dé 1977 tuvierón´uña fuerte representación de Unión de Centro-Democrático:

´; Santander y León. Sabido es que la primera envía al Congreso una cifra total de cinco diputados,

mientras que la segúndala representan seis. Pues bien, recordemos que en Santander Unión de Centro

Democrático consiguió tres diputados, el Partido Socialista uno y Alianza Popular uno; mientras que en

León, Unión de Centro Democrático obtuvo cuatro escaños, el Partido Socialista uno y Alianza Popular

otro.

Supongamos ahora que se repiten las elecciones de dicho 15 de junio y que, practicando la teoría del voto

útil que se está difundiendo y «para que no ganen los socialistas» la mayoría del voto de Alianza Popular

se va a Unión de Centro Democrático. El resultado de ambas provincias sería el mismo. Por el juego del

sistema de representación proporcional dicho último partido no mejoraría en nada su posición y el escaño

perdido por Alianza Popular pasaría al Partido Socialista. Voto útil, en efecto, pero para este último.

¿Que por qué pasa esto? Pues porque con el sistema de representación proporcional vigente en España los

votos obtenidos por cada partido se dividen por el´número de escaños que corresponden a cada provincia;

es decir, primero por uno, después por dos, por tres, por cuatro, por cinco, y así sucesivamente, y los

diputados se van adjudicando desde el primero al último, en función del mayor cociente en cada escalón,

con lo que un partido puede obtener un escaño dividiendo por uno sus votos; es decir, con su suma total, y

que, sin embargo, sumados la mayoría de éstos a otro partido puedan no servir para que éste, al que se le

añaden, obtenga el cuarto o el quinto diputado poríser el cociente de dividir su total por cuatro o por cinco

inferior al cociente de dividir los votos totales de su competidor por dos. Casos de Santander y de León.

Voto útil

El tercer comentario es que si se quiere, hablar de voto-útil a los hombres y mujeres de la derecha y del

centrorderecha, el único verdaderamente útil es el que se otorga a Coalición Democrática; y no porque

sean los mejores, sino porque es numéricamente la única verdad. Para comprobarlo basta con saber que

en las elecciones del 15 de junio de 1977, Alianza Popular, hoy integrada en Coalición Democrática,

perdió no menos de diez escaños, en no menos de diez provincias, por faltarle entre 350 votos, caso de

Burgos, y 1.100, caso de Teruel, y en estas dos provincias, tomadas como ejemplo, ambos escaños

perdidos fueron a parar al Partido Socialista y no a Unión de Centro Democrático.

La conclusión es clara. Si quinientos votantes centristas en Burgos y 1.200 también de centro en Teruel

hubiesen votado en útil a Alianza Popular, Unión de Centro Democrático no hubiera perdido nada y la

derecha hubiese mejorado su posición en el Parlamento.

De cuanto antecede se deduce cuál es el objetivo de estos comentarios. Demostrar a los hombres y

mujeres de la derecha y del centro-derecha que, con vistas a las elecciones del próximo 1 de marzo, sin

querer o queriéndolo, están siendo inducidos a error. Advertirles que con ellos se está cometiendo un

fraude: el fraude del voto útil.

Es de suponer que cada uno saque a tiempo las consecuencias, porque después los lamentos de los

defraudados serán inútiles y tardíos.

 

< Volver