Elecciones 79. Ayer visitó Cádiz, Algeciras y Jerez. 
 Prosigue el controvertido viaje electoral de Adolfo Suárez  :   
 Encontradas manifestaciones populares en la capital jerezana. 
 ABC.    18/02/1979.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 16. 

AYER VISiTO CÁDIZ, ALGECIRAS Y JEREZ

PROSIGUE EL CONTROVERTIDO VIAJE ELECTORAL DE ADOLFO SUÁREZ

Encontrados manifestaciones populares en la capital jerezana

«Aceptaré el debate de televisión si me conviene. Cre>mue lo que puede pretender el señor González es

una, publicidad añadida y tiene todavía que ganársete.» En estos términos se expresó el presidente del

Gobierno, Adolfo Suárez, en el transcurso d« una reunión informativa celebrada e] viernes en Cáceres, a

última hora de 1» noche, antes de emprender viaje a Mérida.

«El sañor González, don Felipe —puntualizó el presidíente del Gobierno—, es lógico que tenga Interés en

que se celebre ese debate, porque de esta manera se predeterminaría que hay un blpartldlsmo y ganaría

una publicidad que le puede venir muy bien. Pensaré si conviene o no aceptar ese debate.»

«En todo caso —siguió diciendo Adolfo •Suárez—. este debate podría ser conveniente si se explicara lo

aue realmente piensa el Partido Socialista, y no lo que dice. Porque si el PSOE, que se dice democrático,

defiende lo que quedó aprobado en el XXVII Congreso, en consonancia con su Ideología, entonces podría

haber una fácil explicación de las posturas respectivas. Lo que sucede es aue unas cosas se dicen en un

sitio, y en otro se manifiestan más radicalizadas por razones electorales. Por tanto, la decisión no viene

por el miedo a enfrentarnos. Creo conocer a fondo los asuntos del Gobierno POT razón de oficio.».

CÍRCULOS OFICIALES DESMIENTEN LAS AGRESIONES A SUAREZ.—En la madrugada de ayer,

el presidente del Gobierno llegó a Marida, donde, tras mantener una reunión con militantes de su partido,

se retiró a descansar al Parador Nacional enclavado allí. A primera hora de la mañana de ayer, Adolfo

Suárez recorrió las calles de Mérida, donde fue aclamado, para, posteriormente, subir a un helicóptero

hasta la base de Talavera La Real, desde donde prosiguió viaje hacia Algeciras, Jerez de la Frontera y

Cádiz.

En relación con algunas versiones aparecidas en la Prensa sobre Incidentes registrados en Badajoz, en

circulo» oficiales se manifestó ayer a Europa Press que «en ningún momento el presidente Suárez fue

agredido de obra. Un grupo de unas cincuenta personas que por sus saludos y camisas parecían pertenecer

a un grupo político determinado, gritaron contra Adolfo Suárez y se dirigieron hacia él, cuando éste cami-

naba entre la plaza de España y la ermita de la Soledad, concretamente en la plaza de Minayo. Las

personas que acompañaban al señor Suárez, entre las qué no haJjía ningún guardia, por deseo expreso del

mismo, le rodearon, al Ignorar las intenciones del grupo que ee acercaba, sin que nadie pusiera la mano

encima o zarandease al presidente».

Los citados círculos dijeron también que «es cierto que algunos de loe propagandistas del PSOE que en

esos momentos se encontraban en la zona desplegando propaganda electoral lanzaron gritos a través de

megáfonos contra Adolfo Suárez, pero no es cierto que participasen en lo que durante algunos momentos

se creyó pudiera llegar a ser una agresión». En los mismos círculos se manifestó finalmente que el Partido

del Trabajo recibió una Invitación, poco antes de la llegada presidencial, para participar en la operación,

pero lo cierto es que dicho partido se negó. En este sentido, un comunicado del PTE hecho público ayer

señalaba, entre otras cosas, que «a pesar de estar en total desacuerdo con la actuación electoralista de

UCD, y principalmente de Suárez. creemos que sería Incongruente con nuestra política este tipo de

actuación, viniendo a contradecir el talante democrático del que orgullosamente podemos hacer gala».

VISITA A ALGECIRAS, CÁDIZ Y SEVILLA.—El presidente del Gobierno llegó a las dos y cuarto de

la tarde de ayer a Cádiz, procedente de Jerez, en el curso de su campaña electoral.

Adolfo Suárez concedió luego unas declaraciones a los medios Informativos y pronunció un mitin en el

patio del Colegio Val-cároel, al que asistieron —según Europa Press—. unas 2.000 personas,

En la rueda de Prensa se le preguntó aobre los Incidentes a lo largo de la campaña, acerca de lo cual

comentó: «No sé cómo se filtra el recorrido, pero una veintena de militantes de FN y otros de la

Izquierda, parecen querer unirse en esos consensos extremos:».

Previamente, el líder del partido centrista había recorrido las calles de Algeciras y de Jerez de la Frontera.

En Algeciras, y acompañado del ministro de Comercio y Turismo, fue ovacionado en la plaza Alcázar de

Toledo por una multitud que quería saludarle. El presidente de] Gobierno —Informa Efe— cubrió el

recorrido casi en volandas, estrechando manos y recibiendo vivas. Se pudo

escuchar cómo una persona le dijo: acepta el reto de Felipe», a lo aue el presidente contestó mientra»

recibía un apretón de manos de su interlocutor: «No puedo, lo que quiere es publicidad gratuita.».

En Jerez de la Frontera, y después de visitar el casino, siguió su recorrido a pie por el centro de Jerez,

siendo acogida su Dre-sencia con encontradas manifestaciones qu« expresaban cordialidad, por una parte,

jr repulsa, por otra, entrecruzándose los aplausos y los gritos del numeroso público qu« ocupaba la calle

Al llegar a. la plaza del Arenal, Adolfo Suárez y sus acompañantes ocuparon d« nuevo los coches, que

fueron despedidos por parte de ]a multitud con algunos improperios. Algunos vehículos Incluso fueron

aporreados por grupos de jóvenes, que también llegaron a expresarse en idéntica forma con respecto a los

coches de les informador» que seguían la caravana.

Hacia las siete di la tarde, el presiden*» del Gobierno llegó a Sevilla, en donde- asistió a una misa en la

catedral, oficiada por el cardenal Bueno Manreal.

Por primera vez desde que comenzó su campaña electoral —Informa Efe—, el presidente, Adolfo Suárez,

celebró un mitin, al que asistieron más de tres mu personas. E3 mitin de Sevilla comenzó poco después de

las diez de la noche, en el casino de la Exposición, En su intervención, Adolfo Suárez volvió a insistir en

que UCD en el partido -de las libertades y que la libertad es un esfuerzo diario, cotidiano, individual y

colectivo.

El presidente de UCD insistió también en as líneas que viene exponiendo en toda* ius Intervenciones: la

libertad puede estar >n peligro por los dogmatismos de uno y rtro signo; también se corre el peligro do m

dlrfglsmo estatal de la sociedad espalóla; hay que empezar a poner el acento HI los deberes y en la

necesidad de la coiv-ávencla democrática y del voto reflexivo.

 

< Volver