Tertulia electoral en ABC. Los candidatos. 
 Luis Gómez Llorente: Hay que prolongar el período escolar gratuito y obligatorio y variar sus contenidos     
 
 ABC.    18/02/1979.  Página: 45. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

LUIS GÓMEZ LLÓRENTE: «Hay que prolongar el período escolar gratuito y obligatorio y variar sus

contenidos»

El pesado jueves, Luis Gómez Llórente afirmaba en un mitin del PSOE, en Vigo, que «el programa del

Partido Socialista Obrero Español está todavía lejos del socialismo». Le pedimos Que nos aclare el

contenido de esa afirmación, que ha dado lugar a muy diversas Interpretacioines.

—Bien, para entenderlo, hay que partir de que el PSOE no es un partido que se crea para hacer unas

elecciones, sino que nació hace cien años para realizar una tarea histórica de transmutación de la

sociedad. Y en un partido con enfoque de la historia hay que distinguir entre el programa máximo, el que

fue redactado en tiempos de Pablo Iglesias, donde destaca la «ciudad ideal» a que aspiran tos socialistas,

por emplear un término clásico, y ei programa dé transición qué aprueba el congreso del partido y que

expresa las líneas maestras de cómo se produciría, llegado el momento oportuno, la transición a una

sociedad socialista. Y hay que distinguir el programa electoral que es el contrato o compromiso entre el

partido y el electorado en el que el partido expresa con todo rigor aquello que cree que puede hacerse en

el período de una legislatura, en coherencia con los fines últimos de dicho partido.

—Cada día preocupe más el problema del pero juvenil. Las universidades están a tope. Salen miles de

licenciados que no hallan trabajo. ¿Qué se puede hacer? ¿Acaso la selectividad sería una solución?

—Es un problema complejo. No hay una receta unilateral. Primero hay que llegar a la extensión de la

enseñanza, es decir, más tiempo en las aulas y mejor aprovechado. Hay que prolongar el período escolar

obligatorio y gratuito y variar sus contenidos adaptándolos a las necesidades de la sociedad, mediante una

programación de la enseñanza más realista y atenta a la coyuntura de empleo. Pero el problema del paro

juvenil tiene otros aspectos. Por ejemplo, en el sector agrario salen despedidos miles de jóvenes que

repudian la infracultura. El establecimiento de centros de formación auténticam ente adecuados a las

necesidades tecnológicas de la agricultura mejoraría la situación.

 

< Volver