Autor: Fontán Pérez, Antonio. 
   Cuando la abstención es votar contra uno mismo     
 
 ABC.    21/02/1979.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

CUANDO LA ABSTENCIÓN ES VOTAR CONTRA UNO MISMO

A esta» alturas de la campaña pinto afirmarse que la mayor parto de loa electores españoles tienen ya una

decisión tomada: por la vía de ta convicción, esa miniante, sea ideológica; por la d* la simpatía emocional

o por el rodeo de una operación semejante a4 descarte en tos fuegos de naipes. Hay numerosa* personas

que han ido eliminando opciones, que le producían un rechazo Ideológico o político, hasta quedarse con

una tota caita en las manos. Algunos de ello* todavía dudan «i jugar esa baza residual o abandonar la

partida y abstenerse. Yo creo que e pocos días de tas efee-cioiiee puede haber todavía un millón y medio

de españoles en esa situación. Traducido a porcentajes del censo electoral, la cHra no ea muy alta:

representa alrededor de un 7 por 100, que vendría a sumarse ai 15 ó 18 por 100 de la abstención mecánica

o sociológica de los que no pueden votar por un motivo u otro en el día electoral.

Sin embargo, traducido a términos políticos no es nada desdeñable y bien merece una segunda reflexión.

Porque ese euptemento de abstención de loa que do» dan por no encontrar opciones satisfactorias, o

plenamente aceptables pare altoa, puede tener importantes consecuancfaa. En muchas regiones y

provincias toe e*> orúputos que determinan esa tendencia, i la Inhibición, si no son superados,

redundarán en un apoyo positivo a una opeita que el propio etedor abstencionista habfa rechazado

previamente y sin dudarlo, por eearnaria contraria a un concepto de te «Ida, de la persona, de la sociedad

o del Estado. Este abstencionista voluntario en resudad está votando e» contra de ai «femó; y también está

volando en contra de eus propias convicciones básica, que muy probablemente están en gran parta

representadas por alguna d* te* candidaturas que tienen verdadera* posIMHda-des de alcanzar posiciones

de gobierno, y a la que él ha sustraído IrretlexIWemerrt* su apoyo.

¿Que estas consideraciones son una Invitación a ejercer el llamado voló útttf Evidentemente, si. El voto

útil e* también el voto razonable.—Antonio FONTAN.

 

< Volver