Autor: Fontán Pérez, Antonio. 
 Elecciones. 
 Lo dicho y lo hecho     
 
 Diario 16.    21/02/1979.  Página: 14. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

los candidatos

Lo dicho y lo hecho

Antonio Fontán

Durante la campaña electoral de 1977 publiqué varios artículos. Entre ellos, uno titulado «Un proyecto

concreto y hacedero», en ei que, entre otras cosas, decía que «la UCD ha acertado a conectar con las

aspiraciones de los españoles» y que «presenta un programa´ político concreto, realista y hacedero».

También decía entonces que´ UCD «postula, como forma de Estado, una Monarquía constitucional y

democrática, en la que siendo el Monarca Rey de todos los españoles, el imperio de la ley • sea la

suprema y definitiva instancia de la vida pública..Propugna una nueva Constitución democrática que

garantice las libertades, personales y públicas. Un Estado que proteja ios derechos de ios ciudadanos. Y,

en fin, un sistema de autonomías regionales coherentes y generalizadas, en el que no haya lugar a Jos

privilegios y se fomente la solidaridad nacional».

Respecto al programa económico de - I/-.I-, ,4,,,,;,, mlp wnr) se (¡mita a plantear una operación de

parcheo provisional, ni a lo que otros partidos proponen bajo la equívoca fórmula de un saneamiento

económico».

Allí proponía también tres grandes pactos: «pacto político entre partidos e ideologías —esa es la

Constitución—; pacto nacional entre el Estado y los diversos pueblos de España, y el pacto social-entre

empresarios y trabajadores, que es la libertad sindical». Y concluía que «la UCD debe ser el gran

instrumento político de la concordia y de la comunicación».

• Más que una serie´de promesas dichas, parece realmente un relato de lo hecho en el orden político.

Habría que añadir la primera victoria contra la inflación de 1978,´ la articulación de la reforma fiscal y. un

detalle de realizaciones concretas en el ,campo de la creación de puestos escolares, la movilización de

inversiones del Estado en obras públicas y urbanismo, el saneamiento de la balanza de pagos y la

reducción de la conflictividad laboral, que.ahora reverdece con ocasión de la negociación de los

convenios, pero sin alcance comparable al de dos años atrás.

Pero en las elecciones de este año los partidos tienen que enfrentarse con una temática parcialmente

renovada. Desde UCD ofrecemos un programa sistemático de acciones .concretas, seriamente estudiado,

que en los cuatro años inmediatos pasará del dicho al hecho, si .los electores españoles le otorgan crédito

y nos dan su apoyo: un plan operativo de seguridad ciudadana y de lucha contra el terrorismo, que

comprende medidas políticas y medidas técnicas policiales, que han probado su eficacia en otras

circunstancias.

.

Una política de juventud de signo progresista, cuyos principales objetivos son la participación y el

fomento del empleo juvenil. Un avance en la escolarizaclón con la meta de cubrir todo el espacio de los

cuatro a los dieciséis años, respetando -y fomentando— la libertad´de enseñanza.

Una acción continuada para frenar la inflación y reducir su cota por debajo del 10 por 100 para que sea

viable la solución al desempleo. Una política de empleo que comprende apoyo fiscal a la inversión,

subvención a la creación dé puestos de trabajo (9.500 millones anuales), bonificaciones a la Seguridad

Social para la contratación de parados, un programa de contratación temporal y otro de contratos a tiempo

parcial. Varios de estos puntos se hallan también en el programa de otros partidos. La diferencia, sin

embargo, es profunda. La oferta de UCD para «una sociedad próspera y estable» es coherente con la

ideología del partido, no encierra las contradiciones inevitables en quienes —como nuestros

´competidores de la izquierda--prometen a los españoles que van a poder comerse el pastel y guardarlo:

las dos cosas a un tiempo y con un solo pastel. UCD, además, avala su propuesta con las realizaciones

políticas -y también económicas— logradas durante la transición, a lo largo de una de las crisis más

difíciles de nuestra historia nacional.

Presidente de la Diputación Permanente del Senado, miembro del comité ejecutivo de UCD, y candidato

al Congreso por Madrid.

 

< Volver