Ministros y dirigentes, ayer, tajantes. 
 UCD: Rechazan coalición con el PSOE     
 
 Diario 16.    23/02/1979.  Página: 12. Páginas: 1. Párrafos: 14. 

Ministros y dirigentes, ayer, tajantes

UCD: Rechazan coalición con el PSOE

MADRID, 23 (D16).-Ministros y dirigentes de UCD pusieron ayer el acento, durante sus intervenciones

públicas en toda España, en rechazar una posible coalición electoral con el PSOE.

El secretario general del partido centrista, sin embargo, se manifestó más cauto en Bruselas, donde asiste

al Congreso de los democristianos europeos, junto a Álvarez Miranda y Cañellas. Rafael Arias-Salgado

no «descartó» el entendimiento poselectoral con los socialistas o con Coalición Democrática, pero que

todo estaba pendiente de los resultados del 1 de marzo.

Los dirigentes de UCD, ayer, insistieron en destacar el carácter marxista del PSOE y resaltaron la

protección que UCD ofrece a la educación católica, la familia y la empresa privada.

Los responsables de la campaña centrista esperan mucho de la intervención que´ esta noche tiene en

televisión el presidente Suárez. También confían resultados positivos de la próxima gira electoral del líder

de UCD, que se inicia hoy, pero que no fue revelada en fuentes centristas para evitar incidentes. Cataluña,

País Vasco y

Madrid, son zonas claves que se quieren cubrir con la visita de Suárez.

El más claro en rechazar un posible compromiso de Gobierno con el PSOE fue el ministro de Agricultura,

Jaime Lamo de Espinosa, íntimo amigo del vicepresidente Abril Martorell. «Preferimos gobernar solos

con nuestro programa electoral», afirmó rotundamente.

Lamo, «número uno» de UCD por Castellón, dijo en Benicarló y Vinaroz que «además estos rumores de

coalición UCD-PSOE carecen de fundamento y sería un riesgo, ya que un Gobierno de este tipo colocaría

al PCE en una posición privilegiada como gran partido de oposición, lo cual no interesa ni a UCD ni al

país».

El ministro de Educación, Iñigo Cavero, cabeza de lista ucedista en Baleares, dijo en Ibiza, abundando en

el mismo tema, que la UCD y el PSOE tienen grandes diferencias «radicadas en que el PSOE es marxista

y la UCD no».

Después hizo hincapié en que su partido «reconoce que la mayoría de los padres españoles son católicos y

que quieren una educación católica para sus hijos».

Al igual que otros ministros y dirigentes ucedistas, Lavilla hizo promesas de cara al futuro, diciendo que

«hay que acabar con que las regiones ricas sean cada vez más ricas, y las pobres, cada vez más pobres».

En esta misma línea, el «número uno» por Guipúzcoa, Marcelino Oreja, ministro de Asuntos Exteriores,

resaltó que habrá ayuda a la pesca de bajura en el Cantábrico y que el Consejo de Ministros acordó una

subvención de diez millones de pesetas para el Festival de San Sebastián. José Manuel Otero Novas,

primer candidato de UCD por Lugo y ministro de la Presidencia, prometió en tierra lucense que el voto a

UCD, «es el voto a la serenidad, a la paz y al trabajo».

Marxismo u Occidente

En Madrid, José Pedro Pérez-Llorca insistió en poner de manifiesto las contradicciones del PSOE. Dijo

que si este partido llegara al Gobierno sería darun talón en blanco´ a los militantes, que en el próximo

congreso socialista elaborarían la línea política del partido. «¿Y si ganan en ese congreso los de Atarfe?»,

se preguntó, aludiendo a los socialistas que, junto a comunistas, acusaron a Suárez en el pueblo grana-

dino.

También el ministro de Cultura, Pío Cabanillas, remachó en el mismo tema: «El 1 de marzo nos jugamos

o la sociedad marxista o la democracia occidental.»

 

< Volver