Autor: Taboada, Carlos. 
 Elecciones. Coalición Democrática, alternativa derechista a UCD. 
 Fraga quiere evitar un desastre     
 
 Diario 16.    23/02/1979.  Página: 13. Páginas: 1. Párrafos: 43. 

Coalición Democrática, alternativa derechista a UCD

Fraga quiere evitar un desastre

Carlos Taboada

MADRID, 23 (D16), -Manuel Fraga Iribarne piensa que Unión de Centro Democrático (UCD) lleva a

España al desastre y considera que los ciudadanos que confian en el presidente Adolfo Suárez se darán

cuenta del error que cometen y «acabarán secundando a Coalición Democrática».

E! líder de Alianza Popular (AP) en las elecciones del 15 de junio de 1977 lo es ahora, junto con José

María de Areilza y Alfonso Osorio, de Coalición Democrática. Su dedicación y entusiasmo por lo que le

ocupa es el mismo ahora como antes. En ambas ocasiones pagó con fatiga y esfuerzo la- confrontación

electoral. En aquella ocasión lo sufrió con amargura por granjear un fracaso estrepitoso fuera de

pronóstico. En la actualidad espera mejores resultados.

«Fraga es una máquina de trabajar», dijeron a DI6 algunos de sus colaboradores. Tanto es así que la

organización de Coalición Democrática lo sabe y le explota de mala manera. Con una ronquera

considerable y muy poco tiempo —«supongo disculpará mi esquematismo, pero dispongo de pocos

minutos»— atendió a D16 cuando se dirigía a Prado del Rey a grabar un programa de propaganda

electoral.

Confrontación electoral

D16.— ¿Por qué los dirigentes de Coalición, arremeten, en la campaña electoral, expresamente contra

UCD —rival por la izquierda— y no lo hacen del mismo modo (en extensión y virulencia) con sus

contrincantes electorales por la derecha: Unión Nacional?

M. F.— Me parece que en el. caso de UN es mejor dejar a sus líderes, y publicaciones como «Fuerza

Nueva», la tarea, que cumplen con gusto, de situarse fuera del cuadro político actual. De ellos nos vienen

los más descconsiderados ataques. En cambio UCD ha sido, desgraciadamente,, una realidad actual

política, que hay que rebasar, para evitar que siga llevando a España al desastre. Pero conste que, en

ambos casos, tenemos el mayor respeto por unas bases, que acabarán por encontrar su. verdadero sitio, en

Colición Democrática.

DI6.— Que «las cosas no están bien centradas» es lo que piensa UCD y la izquierda. Es más, hay quienes

consideran que UCD es la derecha civilizada y a la europea al defender la economía libre de mercado,

etcétera. La rivalidad que mantiene con Suárez, ¿no es más bien fruto de personalismos y pugna por -la

hegemonía en la derecha española que, realmente, por diferencias ideológicas y modelo.de sociedad a

alcanzar?

M. F.- La izquierda mar-xista ha preferido^en efecto, (sobre todo el PCE) a un Gobierno débil y

entreguis-ta,y es natural. Pero eso no es ningún mérito, sino todo lo contrario, para UCD. Lo que cuentan

son los resultados: un terrorismo campante, muertos cada día, inseguridad interior y exterior, aumento del

paro en un 50 por 100 en un solo año, precios disparados, hundimiento de la Bolsa y del ahorro en

general, etcétera. No nos estamos acercando a Europa, sino al Portugal de los claveles marchitéis. No nos

separan tanto las ideas —Suárez las tomó de mí, y no yo de él— cuanto una idea de la seriedad y de la

eficacia.

D16.— Durante una época, Areilza fue objeto de sus erí-ticas. ¿Cómo se explica qué se unieran en

Coalición Democrática?

M. F.— Todos somos pocos para ayudar a España en su crisis actual; eso mismo demuestra que no es un

problema de personalismos.

D16.- Dentro de Coalición, ¿cuál es la aportación personal de cada uno de .los tres líderes?

M. F.— Todo ¡o que somos, valemos y representamos.

DI6.-Las hipótesis que se barajan de Gobiernos de coalición tras las elecciones son dos: gabinete por

UCD-PSOE y UCD-CD. ¿Qué tiene que decir al respecto? . M. F.- El primero sería el peor de todos; el

más débil; el que destruiría totalmente la idea de un Gobierno eficaz y una oposición firme. Respecto al

segundo diré que nosotros no nos negaremos a ningún arreglo eficaz, al servicio de España.

Tránsito hacia la democracia

D16.— ¿Cuál es su valoración del cambio político en conjunto? Ritmo, consecuciones, equivocaciones,´

aciertos, actitud de la clase política, etcéters.

M. F:- En su conjunto, los cambios han sido planteados, teóricamente, en la buena´dirección: la de que

España acceda a la modernidad política, lo que viene buscando ansiosamente desde 1810. Prácticamente,

sin embargo, se han cometido muchos errores: se ha olvidado que las reformas han de hacerse en un clima

de claridad y de firmeza, que ha destrozado la seguridad y la confianza, y ha mellado la eficacia de la

Administración:

D16.— En su opinión, ¿Cuándo se dio el momento más difícil y delicado durante el periodo de

transición?

M. F.— Los momentos más difíciles los aguantó el primer Gobierno de la Monarquía, entre el 1 de enero

y el 7 de mayo de 1976, lo que hace menos .disculpables las debilidades y errores de los Gobiernos

posteriores a julio de 1976.

A título personal

D16.- ¿Cuál fue el momento más gratificante políticamente en el tiempo transcurrido desde el 15 de junio

al 1 de mayo?

M. F.— La comprobación, al iniciarse la actual campaña electoral, de que todos dicen ahora lo que

nosotros dijimos en el 77, porque es lo que España quiere: Gobierno firme, país seguro, trabaiar más.

etcétera.

D16¿Y la mayor lección aprendida desde el 20 de noviembre?

M. F.— La de que la seriedad es la virtud más importante en política.

DI6,— Como político que es y, por tanto, realizarse humanamente en la acción política, el ocupar un

papel de segunda figura, tras muchos años de encarnar el de protagonista, ¿no le proporciona cierto

desencanto?

M. F.- En todas partes se puede servir a España. Aún está por conocer el veredic-Í.Q definitivo de la

historia de lo que cada uno hemos sido en este periodo´ de la historia de- España. Imagínese la

comparación entre Godoy y Jovellanos.

DI6—¿Le gusta más la España renovada que la franquista?

M. F.— Me gusta España.

D16.- ¿Piensa que la mayoría siempre tiene razón o, por lo menos, es a la que hay que hacer caso?

M. F.— Soy partidario de que se resuelvan por mayoría las grandes decisiones nacionales.

D16.— ¿Cree que triunfan siempre los mejores?

M. F.—No siempre. Piense en Jesucristo y en Sócrates.

D16.— Si fuera un obrero, ¿en qué partido y central sindical estaría afiliado?

M. F.— En ninguno mar-xista, desde luego. Pensaría en Checoslovaquia, o en Cuba, o en Portugal.

D16.- ¿Usted es demócrata de toda la vida?

M. F.— Soy una persona seria de toda la vida. De ahora en adelante

D16.— ¿Qué es lo peor y mejor que pudiera suceder en España en tos próximos meses?

M. F.— Que los españoles no se sientan capaces de cambiar las cosas públicas, que hoy van tan

mediocres. Y lo mejor, exactamente, lo contrario.

D16.— ¿Qué diferencia a Alianza Popular dé Coalición Democrática, considerada esta última como un

todo en donde no quepa la división entre los partidos que la integran.

M. F.— Son pasos sucesivos, hacia la gran fuerza política que España necesita, de centroderecha. .

DI6.— De aquí en adelante, ¿habrá que acostumbrarse a vivir en democracia?

M. F.- Si lo que quiere decir es asumir todos, con todo su peso, la carga de la ciudadanía, absolutamente

afirmativo.

 

< Volver