Autor: Cuadra Fernández, Bonifacio de la. 
 Elecciones 1979. A la caza de los desencantados de UCD. 
 Areilza y Olarra se esforzaron por captar votos centroderechistas     
 
 El País.    27/02/1979.  Página: 12. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Elecciones 1979

A la caza de los "desencantados" de UCD

Areílzaf O larra se esforzaron por captar votos centrocJtjichistas

--. BONIFACIO DE LA CUADRA, ENVIADO ESPECIAL, San Sebastián Entre los últimos y

uese´Sperados esfuerzos de Coalición Democrática (CD) por captarse votos centroderechistas

desescanta-dos de Unión de Centro Democrático, (UCD), José María de Areil-za protagonizo el

domingo1 en San Sebastián una jornada electoral en apoyo de Uniórt Foral,denominación con qué sé

presenta CD en el País Vasco. Luis OlaYrá y Manuel María Escudero -cabezas de lista por Vizcaya y

Guipúzcoa, respectivani^te—.CQlabqratpjn en la tarea de invocar argumentos para ganar ja

yo.lunTl^4e^$3|Me votantes indecisos contabilizados por CD el sábado último, según los «datos

concretos» que ofreció el señor Areilza.

Los expertos electorales de CD estudiaron con cuidado la compare cencía del conde de Motnco en el País

Vasco En principio la ciudad pretenda era Bilbao Según fuentes de ´a propia CD al final se impuso la

capital donostiarra, por considerar que e!ectoralm¡ente podría resultar perjudicial acudir a Bilbao en

donde el señor Areijza fue alcalde en 1937 y 1938 tras la. entrada de las tropas de Franco.

Los organizadores del dorríingo de campaña en San Sebastian cuidaron todos los detalles Excepto un

paseo jlel líder por, Jas calles;de la qudad, la jornada se desarrójip integiamente en el típtel Costa Vasca

El jefe de seguimiento de la campaña de los líderes de CD!rJor-je Leguina con un nutrido equipo se

desplazo vanos días antes ta misión de estos hombres y mujeres consiste en prestar el máximo de las

atenciones al hde,r de turno proporcionarle un medicamento o una determinada marca de tabaco,

preocuparse por si han de observar una dieta o prefieren un plato concreto, o si necesitan acostarse a una

determinada hora.

José María de Areilza. sé desplazó a San Sebastián el raii|mo domingo por la mañana, e¿-un avión

.particular de su colega tíuís Olarra. El conde de Mqtrico se.ilis-culpó por rio haber viajado con los

periodistas de Madrid en^jjíp avión privado de diez plazas (|p¿a de vuelo, 92.000 pesetas), fleía.do por

CD. Él señor Areilza salió.rnuy airoso.dle.las-pruebas que hubdr´fle superar en San Sebastián: una

rueda de prensa —«preguntas de primer curso» nos comento, después satisfecho el conde de Motrico—

una entrevista de dos minutos y medio para la televisión francesa en francés y un mitin en el propio hotel

ante unas quinientas personas, en su mayoría de aspecto distinguido y propicias para prodigar el aplauso a

las frases que apelaban a la españolidad del País Vasco o a los peligros de un esporamiento hacia la

izquierda, que podrían colocarnos en una situación de prerrevolucion a causa del «error en que han caído

los pichones de UCD —son palabrastde Areilza— y que otros, con mas malicia para saber jugarnos los

cuartos con la izquierda, podremos corregir»

Fuera, en las calles de San Sebastian, los vascos celebraban, después de cuarenta años de prohibición el

primer carnaval en libertad,. Los disfraces más insólitos eran el contrapunto del vestuario convencional

—sin excluir alguna sotana— de quienes asistían al mitin en medio de unas ttiertes.medidas de segundad

que estuvieron a punto de exigir a los periodistas una icienoucdtion que no airéela dudas: el distintivo oe

tít».

A la entrada del mitin se vendían entre otros objetos de la Coalición recipientes demarro Cocido con la

inscripción «La uchede de barro» champaña de Unión Foral del País Vasco para brindar anticipadamente,

a 150 pesetas el benjamín, y una especie de «juego de la oca» en el que se cuentan las venturas y

desventuras de CD Ala salida dinero y algún cheque cayeron en las bandejas.

Por lo que se refiere a las declaraciones de los líderes, pocas novedades sobre lo ya conocido José María

de Areilza trato con elegancia diplomática al candidato centrista por UCD y antiguo subsecretario suyo,

Marcelino Oreja y, en cambio, critico con dureza al ministro de Sanidad y Seguridad Social Enrique

Sánchez de León, que había hecho publicar en Badajo? viejas frases de disidencia éntrelos líderes de CD

Areilza presento a CD como opción de derechas que solo pactara después de las elecciones sobre la base

del respeto a su programa Critico la falta de autoridad del Gobierno y los entierros vergonzantes de los

defensores de España Aseguro que las soluciones del País Vasco pasan por España, en linea con la

potenciación de la forahdad, sobre la que se extendio el candidato al Congreso Manuel María Escudero.

Luis Olarra tue caustico con. la izquierda y con quienes colaboran con ella, en especial «el polifacético»

Fernando Abril. Suscitó,risas cuando ironizo sobre lo que mandan los comunistas en la Mónclqa y en sus

pactos, al asegurar que si pudiera verse pasado mañana´el voto de Carrillo podría comprobarse que votara

UCD En relación con el anticipo del sondeo que hoy publica EL PAÍS, señalo que el avance de los

abertzales no es real, porque mientras todos los que están dispuestos a votar izquierda vasca lo reconocen

asi, muchos de los que votarán Unión Foral figuran en el capítulo de «no sabe, no contesta».

 

< Volver