El la zona norte de Madrid. 
 Los "laboratorios" secretos del CESID     
 
 Diario 16.    15/06/1982.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

En la zona norte de Madrid

Los «laboratorios» secretos del CESID

Madrid - Los locales del CESID, objeto de las explosiones, forman parte de la infraestructura

operativa de los servicios secretos militares, es decir, no son oficinas propiamente dichas, sino

lugares especializados parecidos a los «laboratorios secretos» de las películas de James Bono,

donde los expertos proveían de ingenios y armas sofisticadas a 007. La existencia de estos

«chalés» misteriosos en fa zona norte de Madrid, fundamentalmente en la colonia de irasierra,

ha aparecido en diversas ocasiones en los medios de prensa, sin que nunca se llegase a

desvelar la ubicación exacta de los mismos. Los servicios de información eligen generalmente

estos centros o pe-racionales en chalés que permiten una mayor reserva en los movimientos

del personal del servicio, al abrigo de controles indiscretos. Los militares que trabajan en ellos

visten de paisano y usan vehículos civiles adscritos, generalmente, a los propios servicios de

información. El chalé de la calle Cardenal Herrera Oria, esquina a Enrique Leyra, .en la zona de

Mirasierra, sería uno de los centros electrónicos principales del CESID, donde se guarda el

material de escuchas y seguimiento de personas, que los «fontaneros» se encargan de instalar

en las operaciones especiales. Según información a la que ha tenido acceso Diario 16, en este

chalé se´ procedió a Ja instalación de emisores especiales de baja frecuencia en los vehículos

camuflados del CESID, que participaron en el intento de golpe de Estado del 23-F. En el local

´de la calle Miguel Aracil, 70, se llevan a cabo cursos especializados de inteligencia sobre

técnicas de información, espionaje y contraespionaje, tanto para personal militar como civil, a

quien se le va a encomendar una operación en territorio español o en el extranjero. Estos,

cursos son aprovechados también, según señalaron fuentes militares a Diario 16, por empresas

civiles de seguridad que quieren tener acceso a técnicas y preparación de su personal, con el

fin de evitar el espionaje industrial. Una parte del personal de seguridad que trabaja, en

empresas privadas de seguridad ha pertenecido o ha estado vinculado a los servicios de

información militares.

 

< Volver