Autor: Montánchez, Enrique. 
 En relación con la abortada "Operación Cervantes". 
 Nueve jefes militares trasladados con carácter forzoso de sus destinos     
 
 Diario 16.    23/10/1982.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

Diario 16/23-octubre-82

NACIONAL

En relación con la abortada «Operación Cervantes»

Nueve jefes militares trasladados con carácter forzoso de sus destinos

El mando militar ha trasladado a nueve jefes militares desde sus actuales destinos a diversos puntos de

España, en relación con la investigación que se sigue por el intento de golpe de Estado del 27-O. Un

coronel, seis tenientes coroneles y dos comandantes tendrán que incorporarse con carácter de urgencia a

sus .nuevos destinos.

E.M. Madrid — Nueve jefes militares han sido trasladados desde sus destinos, la mayoría en Madrid, a

diversos puntos de España de forma urgente, según ha venido publicando el «Boletín Oficial del

Ministerio de Defensa». Los últimos traslados aparecían en el diario de ayer y afectan a cuatro tenientes

coroneles y un comandante. Estas medidas han sido tomadas por el mando militar en función de la

investigación que se lleva a cabo ante la abortada intentona del 27-0. Los traslados forzosos se efectúan

por aplicación del artículo 55 del Reglamento de Provisión de Vacantes, de 31 de diciembre de 1976. La

incorporación a sus nuevos destinos de los jefes militares trasladados ha de efectuarse en el plazo de una

semana. En estos momentos, según recoge el cuadro adjunto, el total de jefes militares trasladados es de

nueve: un coronel, seis tenientes coroneles y dos comandantes. Los traslados, que aparecían ayer en el

«Diario Oficial», afectan al teniente coronel Mariano Cañas Barrera, que era ayudante de campo del

general Lluch Comminas, actualmente en la reserva y que fue director general de personal del Cuartel

General del Ejército. Los también tenientes coroneles José Puig Terrero y Juan Fernández Hidalgo, que

estaban disponibles en Valencia, han sido trasladados a Oviedo y Badajoz, respectivamente. En relación

al teniente coronel Fernández Hidalgo, su nombre apareció en el informe que la Unión de Periodistas

valencianos hizo llegar al Gobierno en los días siguientes al golpe dsl 23-F como uno de los jefes

militares que habían tenido una destacada intervención en la noche del 23-F en Valencia, según informa

Mercedes Arancibia, corresponsal de Diario 16 en la capital valenciana. El citado teniente coronel

participó en la difusión del bando del teniente general Milans del Bosch. Juan Fernández Hidalgo sufrió el

pasado mes de julio un correctivo de siete días en relación con el recibimiento realizado al coronel Ibáñez

Inglés, procesado por el fallido golpe de Estado del 23-F. En esa fecha, Fernández Hidalgo era

comandante y prestaba sus servicios en la // Sección de Estado Mayor, dedicada a información, de la III

Región Militar, con sede en Valencia. Recientemente ascendió y quedó en situación de disponible forzoso

El pasado mes de julio, con motivo del traslado de prisión del coronel Ibáñez Inglés de Madrid a

Valencia, el coronel del Regimiento Mixto de Ingenieros número 3, donde iba a ser internado el

mencionado procesado, y el entonces comandante Juan Fernández Hidalgo, se sumaron a una cena

organizada con urgencia para Ibáñez Inglés y los escoltas. El capitán general de la III Región, teniente

general Aüendesalazar, impuso un correctivo de siete días al coronel jefe del regimiento y al comandante

Fernández Hidalgo por «inexactitud en el cumplimiento de sus obligaciones reglamentarias».

El otro jefe militar trasladado desde la Región Militar de Valencia a Oviedo es el teniente coronel José

Puig Terrero, que había desempeñado la segunda jefatura del Grupo Logístico de la División Motorizada

Maestrazgo, con sede en Betera. Esta unidad fue la que en la noche del 23-F ocupó las calles valencianas.

Un cuarto teniente coronel, Joaquín Rodríguez Solano, y el comandante Antonio Crespo Poza, ambos

destinados en el Estado Mayor del Ejército, en Madrid, han sido trasladados a Lugo y Gerona,

respectivamente. Todos los traslados forzosos lo han sido s las zonas de reclutamiento y movilización.

Estos destinos se ocupan de las tareas relacionadas con los llamamientos de los reemplazos anuales de los

reclutas que se incorporan al Ejército para efectuar el servicio militar. Tienen un carácter burocrático, sin

mando directo de tropa. Por otra parte, el capitán general de Cataluña, teniente general Sáenz de Santa

María, ha declarado que «el Ejército acatará las órdenes que vengan del poder constituido», y que

preguntar cómo va a reaccionar el Ejército según quien gane las elecciones do considero ofensivo, porque

significa prejuzgar a las Fuerzas Armadas como colectividad».

 

< Volver