Resta importancia a la red de información descubierta en Barcelona. 
 Grupos ultras querían "neutralizar" a varios jefes y oficiales de la UMD     
 
 Diario 16.    03/11/1982.  Páginas: 1. Párrafos: 13. 

sta importancia a la red de información descubierta en Barcelona

Grupos ultras querían «neutralizar» a varios jefes y oficiales de la UMD

Las fotografías de varios jefes y oficiales que estuvieron vinculados a la desaparecida Unión Militar

Democrática (UMD) encontradas en poder de grupos violentos de extrema derecha están relacionadas con

la intención de estos grupos de llevar a cabo una operación para «neutralizar» a estos oficiales. El

descubrimiento de la red de información ha sido calificado por la Capitanía General de «tormenta en un

vaso de agua».

Barcelona — Dieciséis jefes V oficiales vinculados la mayoría de ellos a la desaparecida Unión Militar

Democrática en Cataluña tenían que ser neutralizados por grupos de extrema derecha violenta en un

momento determinado. Eso.se desprende de las investigaciones de los Servicios de Seguridad del Estado

en relación con las filtraciones de información de la Policía al Ejército en Barcelona y que han provocado

diversos traslados policiales en esa ciudad. Fotografías de quince de estos jefes y oficiales fueron

detectadas en manos de grupos de extrema derecha en la Ciudad Condal, que. habían llegado a su poder a

través de la red de trasvase de información entre la Policía y ,´os servicios militares de aquella guarnición,

según pudo saber Diario 16. Pero si la detección de estas fotografías y los nombres de los oficiales ha sido

lo que ha destapado la existencia de esa red, fuentes de toda solvencia aseguraron que la «fuga» de

información había sido más importante en otras ocasiones. La red funcionaba a partir de funcionarios de

Policía de la Jefatura de Barcelona, que pasaban sus informes —bien por afinidad ideológica, bien por

dinero— a determinados miembros de los servicios de información, algunos de los cuales los filtraban a

grupos de extrema derecha. Uno de los responsables de los servicios de información de Barcelona es el

comandante Carmelo Lezama. Un contacto entre policías y servicios era el comisario Clavero Fernández,

agregado a Capitanía y que fue cesado hace quince días a instancias del propio capitán general de

Cataluña, al estar el comisario en situación de jubilado. Según pudo saber Diario 16, desde los propios

servicios de información militar catalanes se . filtró ayer a un periódico catalán una versión exculpatoris

de los hechos, así como las listas de los jefes y oficiales de la UMD, que Diario 16 ha obtenido por otros

canales. Esta lista y las fotografías fueron detectadas a partir de un conocido miembro de extrema derecha

apellidado Falcón. Las fotografías proceden de documentos nacionales de identidad que algunos han

reconocido como hechas hace más de ocho años. Se trata, por tanto, de listas antiguas, en las que

aparecen jefes y oficiales vinculados entonces a la UMD, aunque también los hay oue no tuvieron nada

que ver con aquella organización, pero son conocidos por su talante democrático. Sin embargo, las

primeras noticias sobre la red de fuga de informes que han provocado los traslados aparecen con algunos

errores. Así, no existe ningún organismo qué responda a las siglas SIA (Servicio de Información de la

Armada). El pariente del almirante Carrero Blanco —un sobrino suyo— es un teniente de navio que ha

estado mucho tiempo en Barcelona. Los servicios de información de la Marina responden actualmente al

nombre de Oficina Naval de Protección (ONP). La aparición en manos de la extrema derecha violenta de

los nombres y fotografías de estos quince jefes y oficiales ha causado gran indignación en medios

militares de Barcelona. «No se explica —dijeron fuentes militares a Diario 16— que miembros de las

Fuerzas Armadas filtren listas a grupos violentos de compañeros que visten el mismo uniforme.»

Es muy posible que los oficiales afectados pongan en conocimiento de ia superioridad los hechos para

que se .abran las. investigaciones correspondientes. Por su parte, un portavoz de Capitanía Genera! quiso

quitar importancia a los hechos, que los- calificó de «tormenta en un vaso de agua». Aseguró que se

abriría una investigación «para conocer los propósitos que podrían tener quienes han destapado un tema

menor».

 

< Volver